•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Marcos Gutiérrez y Guillermo Méndez ambos ex combatientes históricos de la ciudad de Jinotepe, Carazo fallecieron esta madrugada durante el ataque de antimotines a autoconvocados apostados en los tranques.

Las víctimas perecieron a causa de balazos en la cabeza y en su mano derecha portaban brazaletes de color anaranjado.

Gutiérrez, era el presidente de la Asociación de Retirados del Ejército en Jinotepe.

A las tres de madrugada los antimotines, turbas y paramilitares atacaron el tranque ubicado en el Crucero y en las cuatro Esquinas de la ciudad de Diriamba.

Nicaragua se deteriora por la violencia, sin reinicio del diálogo a la vista

En las Esquinas la población reportó a un herido de bala en la mano izquierda y al menos diez personas detenidas.

Mientras que en la ciudad de Jinotepe el ataque inició a eso de las tres y cuarenta minutos de la madrugada, logrando ser atacados por la carretera San Marcos, Jinotepe.

Pese a la ráfaga de balas que paramilitares, Juventud Sandinista y antimotines dispararon contra los manifestantes en el tranque ubicado en el colegio San José, no lograron quitar los tranques.

Las campanas de las iglesias de Jinotepe, Dolores y Diriamba no pararon de sonar durante las tres horas de enfrentamiento y la población abrió sus puertas y salieron a las calles al son del cacerolazo.

Cabe mencionar que simpatizantes del gobierno se tomaron las instalaciones del hospital escuela Santiago de Jinotepe, con el fin de que los heridos no fueran atendidos.

Debido a que las puertas del centro asistencial estaban tomadas, la clínica médica privada Harmin dio la orden de atender a los heridos.

Policías y turbas atacan a balazos en barrios de Managua

La población logró desplegar a los antimotines y fuego cesó a eso de las seis y cuarenta minutos de la mañana, sin embrago los antimotines y fuerzas policiales se encuentran dentro del hospital Santiago.

Levantan más barricadas

En la ciudad de Diriamba, el tranque ubicado en las Esquinas fue tomado por los antimotines, sin embargo la ciudadanía empezó a levantar más tranques en todas las vías alternas.

En la entrada al camino Santa Cecilia, la población levantó una barricada de adoquines, debido a que este camino conecta a las ciudades de Dolores, San Marcos y Diriamba.

Otra barricada se levantó en el empalme de la carretera La Boquita y San Gregorio, de donde la población en horas de la noche había alertado la presencia de camiones y camionetas cargados de antimotines.

Los fallecidos portaban en su mano derecha brazaletes de color anaranjado.Iglesia condena

Esta mañana, el Cardenal Leopoldo Brenes condenó los ataques en diversos puntos del país, principalmente en la ciudad de Jinotepe, en una jornada en la que además se elevó a 146 el número de muertos.

“Su Eminencia Cardenal Leopoldo José Brenes condena y repudia los ataques en diversos puntos del país, esta madrugada fue informado por los sacerdotes de Jinotepe que desde las 3:00am la ciudad ha sido atacada por antimotines y grupos paramilitares”, dijo un comunicado publicado en la página de Facebook de la Arquidiócesis de Managua.

Su eminencia también, lamentó la decisión del hospital público de no recibir a los heridos.

El cardenal hizo un llamado a las autoridades encargadas a detener los ataques en contra de la población.