•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Organización de las Naciones Unidas, ONU, manifestó una profunda preocupación por la situación que vive Nicaragua y que hasta el momento ha dejado más de 140 muertos y más de mil personas heridas.

Michel Forst, Relator Especial de la ONU sobre la situación de defensores de derechos humanos, fue el encargado de emitir el mensaje, mismo en el que asegura que ha recibido mucha información sobre la crisis que atraviesa el país.

 Lea: Nicaragua: Ataques en Carazo, Jinotega, Siuna y Managua dejan muertos

“Quiero manifestar mi profunda preocupación por la situación que se vive en Nicaragua, he recibido mucha información sobre una serie de incidentes en varias ciudades del país, sobre todo el uso excesivo de la fuerza por parte del cuerpo de seguridad (Policía Nacional), incluyendo policías antimotines, así como de grupos armados progubernamentales en contra de manifestantes pacíficos” expresó Forst en un comunicado.

El relator de la ONU informó también que recibió información de que varios defensores de derechos humanos  y sacerdotes han recibido amenazas de muerte, en represalia por sus actividades de denuncia a las violaciones de derechos humanos.

 De interés: Policías y turbas atacan a balazos en barrios de Managua

“Hay defensores y defensoras que alegan ser objetos de campañas de intimidación, hostigamiento y estigmatización desde el inicio de las protestas hasta la fecha, algunos defensores y defensoras han sentido un recrudecimiento de dichas campañas, Varios han señalado que temen por sus vidas” dijo Michel Forst.

En su comunicado, el Relator Especial de la ONU dejó claro que estos hechos afectan gravemente los derechos a la libertad de expresión, a la reunión y asociación pacífica y a la participación política, así como el derecho a la vida y a la integridad personal de los ciudadanos.

 Además: Estudiantes de la UNAN Managua denuncian ataque de policías y paramilitares

“Muchas de las personas manifestantes son jóvenes estudiantes, así como defensores y defensoras de derechos humanos, campesinos, periodistas y ciudadanos no armados autoconvocados“, agregó Forst.