•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, señaló que  “cada vez más grave” la situación en Nicaragua y abogó por la defensa de las democracias en la región, en un discurso ante la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, durante su primer viaje oficial fuera del país.

Alvarado insistió ante los representantes de los 34 Estados miembros del organismo en la “cada vez más grave” situación que atraviesan los nicaragüenses e instó al Gobierno de ese país a que cumpla con las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para poner fin a la violencia.

 Grupos parapoliciales muestran deterioro del Estado de Derecho

Alvarado aseguró que “la situación en el hermano país de Nicaragua es para los y las costarricenses un motivo diario de consternación y preocupación”, durante su alocución ante el Consejo Permanente de la OEA.

El presidente, quien tomó posesión del cargo el pasado 8 de mayo,  advirtió de que, pese a la presión internacional, el panorama en Nicaragua se está agravando día a día.

“A pesar de los esfuerzos de la Conferencia Episcopal, el diálogo continúa suspendido y se siguen sumando muertes a esta muy difícil situación. Se requieren signos claros de una verdadera voluntad de diálogo y compromiso con un cronograma de trabajo”, afirmó.

Colombia y México instan al diálogo

Por otro lado,  Colombia y México recomendaron este martes al Gobierno retomar el diálogo con los sectores aglutinados en la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, teniendo como mediadora a la Iglesia.

“Colombia hace un llamado a la reanudación urgente del diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica (...) como única forma idónea para detener el derramamiento de sangre de la población, la violación de los derechos humanos y para evitar el escalamiento a una mayor confrontación”, detalló la Cancillería en un comunicado.

 La población se escuda en tranques y barricadas

El gobierno colombiano reiteró su preocupación por la crisis, que comenzó el pasado 18 de abril, y que ha dejado más de 147 fallecidos y “millar de heridos en hechos que han sido recogidos y documentados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”.

Según la Cancillería colombiana, esos documentos “serán presentados ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA).

“Lamentamos la pérdida de tantas vidas y expresamos nuestro sentimiento de solidaridad con las familias de las víctimas”, agregó la información.

México, por su parte, expresó su “profunda preocupación” por la violencia que vive Nicaragua llamó a retomar “con urgencia” el diálogo nacional.

 Crisis de Nicaragua pone en peligro exportaciones de Centroamérica

México “expresa su profunda preocupación por la persistencia de la violencia en Nicaragua” y “reitera su llamado al cese inmediato de cualquier acto de violencia, intimidación o amenaza”, indica un comunicado de la cancillería.

Además, exhortó al Gobierno y a todos los sectores de la sociedad nicaragüense “a retomar con urgencia el diálogo nacional con la participación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua”.

Los obispos católicos de Nicaragua presentaron el jueves pasado una propuesta de democratización a Ortega y le pidieron una respuesta por escrito en dos días, pero el plazo se venció sin que el mandatario contestara.