•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Al menos el 90% de las diferentes actividades económicas fueron suspendidas este martes en León, convirtiéndose en el primer departamento de Nicaragua en recurrir al paro como mecanismo de presión en el contexto de las protestas antigubernamentales.

Aníbal Toruño, miembro de la sociedad civil y propietario de Radio Darío, valoró el paro departamental como “todo un éxito”, asegurando que contó con el respaldo de más del 90% de la población, empresa privada, negocios medianos y pequeños, así como de otros sectores de la sociedad.

Toruño destacó la respuesta positiva al cese general de actividades en el departamento de León, pero lamentó que la protesta pacífica fuera empañada por ataques dirigidos por fuerzas de choque y grupos parapoliciales.

“El enfrentamiento que se registró este martes en León, empañó la lucha cívica del paro departamental, pero se demostró que la gente tiene la convicción de lograr un cambio en nuestra sociedad”, dijo Toruño.

La ciudad se detuvo

Antes de detener la ciudad, los leoneses se prepararon con barricadas en las calles, con el objetivo de impedir el paso de las fuerzas de choque.

Este martes la cabecera departamental amaneció paralizada: las calles lucían vacías, los negocios cerraron y reforzaron sus puertas, no se observó estudiantes rumbo a sus escuelas y muy pocos vehículos transitaron.

Incluso en el mercado central, donde se pudo observar cierta actividad, los comerciantes levantaron barricadas, para evitar y saqueos.