•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras los enfrentamientos registrados este martes entre fuerzas de choque, policías y paramilitares del gobierno en contra de civiles que protestan en los tranques de los empalmes León - Chinandega y León - Managua, la iglesia Católica, sociedad civil, Policía Nacional y dirigentes del partido gobernante establecieron un acuerdo de cese a la violencia.

Dicho acuerdo, sin embargo, lo irrespetaron este miércoles a eso de la 7:00 a.m. fuerzas de choque y paramilitares, que se movilizan a bordo de camionetas, fuertemente armados, derribando barricadas, disparando y amedrentando a la población.

La cabecera departamental de León amaneció semiparalizada, poca gente circula por las vías por temor a ser alcanzado por una bala, los negocios están cerrados y el tráfico fluye con dificultad, debido a que las calles permanecen bloqueadas en la mayoría de barrios del centro histórico y algunas intersecciones de áreas suburbanas.

Los protestantes, ayer en León. José Luis González/END

Byron Estrada, uno de los miembros del movimiento universitario 19 de Abril en León, confirmó que uno de los principales puntos del acuerdo fue la liberación de los universitarios y civiles, quienes se encontraban retenidos, además del retiro de franco tiradores en algunas instituciones, como la municipalidad y el palacio municipal.

También se estableció el retiro de las fuerzas de choque y paramilitares del Gobierno.

“Fueron estas personas quienes este martes interrumpieron en las calles con arma de fuego, mientras transcurría el paro departamental de manera cívica”, afirmó Estrada.

Otro de los cuerdos es la libre circulación de las personas que se encontraban retenidas en ambos empalmes, que se permita trasladar a los heridos y la libre circulación de las personas que contribuyen con ayudas voluntarias.

Por su lado, Aníbal Toruño, miembro de la sociedad civil también fue parte de la mesa de acuerdos.

Las calles de León están llenas de barricadas. José Luis González/END

“Hemos establecido nuestro derecho a participar en nuestras protestas cívicas, vamos a seguir observando barricadas y un paro en las calles, además del respeto a las instituciones publicas y privadas”, expresó Toruño quien después de cuatro horas de establecido dichos acuerdos denunció la presencia de fuerzas de choque y paramilitares armados y disparando por distintos sectores de la localidad.

En dichos acuerdos participaron, el comisionado Domingo Navas, jefe de la Policía de León; Roger Gurdián, alcalde de León, monseñor Silvio Rueda, rector del Santuario La Merced y monseñor Silvio Selva, vicario de la Diócesis, asi como miembros de la sociedad civil y universitarios.