•   Diriamba, Carazo, y León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía abandonó hoy la estación en Diriamba, la cual ha quedado en resguardo de sacerdotes de las iglesias San José, Basílica menor de San Sebastián, y San Caralampio, mientras que en León han quemado la delegación en Guadalupe.

En Diriamba el sacerdote Carlos Torres Gutiérrez dijo que fueron alertados por la población del abandono de la delegación policial, y de inmediato salieron a resguardar las instalaciones para evitar saqueos y quemas en dicho lugar.

"Nos preocupamos mucho y estamos aquí resguardando las instalaciones, cuando nosotros venimos ya los reos se habían ido y los policías también, pero necesitamos la presencia de la comisión de derechos humanos", dijo el sacerdote.

Para evitar la quema de la institución, la población diriambina se hizo presente en las afueras del lugar ya que la ciudad se ha caracterizado por ser un pueblo pacífico y trabajador.

"Se está haciendo un inventario de todos los materiales y enseres, así vamos a evitar que más desorden se cree en la ciudad y que como pueblo demos un testimonio de paz y de resguardo a los bienes materiales que al final son del mismo pueblo", declaró Cesar Castillo, párroco de la Basílica menor de San Sebastián.

Se presume son 40 los policías que abandonaron la estación en Diriamba. Tania Narváez/END

Pese a que los sacerdotes y la población pedían y suplicaban que no destruyeran el lugar, un grupo de jóvenes se hicieron presentes y destruyeron el lugar, incendiándolo.

El incidente ocurrió después del entierro del joven Marcos Antonio Villalobos, cuando la población estaba enardecida y se presentaron a la estación policial, donde los sacerdotes no pudieron mediar para evitar la destrucción.

Los protestantes quemaron todos los documentos y se conoció que aproximadamente 200 reos están prófugos.

Ayer hubo fuertes enfrentamientos en Jinotepe y Diriamba, Carazo, dejando al menos a tres personas muertas.

León

Una delegación en Guadalupe, León, corió la misma suerte: Las personas la incendiaron.

En esta estación tampoco había oficiales y en el parqueo había quema de llantas, así como en el interior.