•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La represión continuó este jueves en al menos siete municipios del país en pleno día del paro nacional convocado por la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Los grupos paramilitares afines al gobierno de Daniel Ortega atacaron tranques y barricadas, dejando cuatro personas muertas en Tipitapa, Masatepe, Nagarote y León.

 Todo el país paralizado

La Diócesis de León denunció por la tarde el asesinato del monaguillo Sandor Manuel Dolmus, de 15 años. El adolescente recibió un balazo en el pecho durante el ataque de paramilitares al barrio Zaragoza.

Turbas atacaron ayer tranques en Tipitapa.

La cantidad de muertos confirmados subió a 173, según las comisiones de derechos humanos, en 58 días de protestas ciudadanas.

Matan a joven en marcha

El joven Agustín Ezequiel Mendoza, de 22 años, murió por impactos de bala cuando filmaba una marcha convocada por mujeres en el barrio Orontes Centeno, en Tipitapa.

“En la marcha íbamos solo mujeres con ollas y cucharas, las que hicimos sonar. Los policías y simpatizantes del Gobierno nos respetaron, pero cuando vieron a mi sobrino que iba grabando comenzaron a disparar. Él (Agustín) tiene dos disparos en el abdomen”, dijo María Elena Lira.

 Senadores de EEUU proponen sanciones para responsables de violencia en Nicaragua

El joven fue trasladado al hospital Monte España de ese municipio, donde falleció. La tía del joven aseguró que Agustín era el menor de dos hermanos.

El ataúd de Agustín Ezequiel Mendoza fue pintado con los colores de la bandera azul y blanco. Las honras fúnebres se realizarán la tarde de este viernes en el cementerio de Tipitapa.

En este municipio los manifestantes quemaron una motocicleta y un autobús, tras un ataque de antimotines y grupos afines al Gobierno en la madrugada.

En Nagarote se confirmó la muerte de Gilberto Urroz, de 55 años, quien fue baleado mientras el sacerdote de Nagarote, Juan López, encabezaba una procesión en las calles de este municipio, para bajar la tensión después de los enfrentamientos entre ciudadanos y fuerzas de choque.

A las dos de la tarde, representantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) llegaron a este municipio para mediar entre la policía y la población.

En los enfrentamientos en el reparto José Benito Escobar, de Masatepe, también murió José Santos Ruiz y resultaron heridas de gravedad 10 personas.

Ciudadanos en León construyen barricadas para protegerse de ataques.

En León, horas antes del asesinato de Sandor Manuel Dolmus, una decena de personas fueron lesionadas con balas durante la represión a civiles que se encontraban en las barricadas, lanzadas por las fuerzas de choque gubernamentales y paramilitares.

En las inmediaciones del templo Zaragoza, en el barrio del mismo nombre, hubo un enfrentamiento en horas del mediodía, que dejó a una persona herida de gravedad y otros seis con lesiones leves.

El sacerdote Tomás Sergio Zamora, párroco del templo, denunció que al sonar las campanas de la iglesia, la torre fue atacada a balazos por los encapuchados que se movilizan en camionetas fuertemente armados.

“Somos promotores de la paz, pero a veces cuando en el corazón no hay paz hay violencia y no se respeta la vida humana… La violencia que se ha engendrado en el país trae más violencia y hemos visto que las personas que andan matando a otros, es el maligno que hace esto que quiere que nos dobleguemos”, expresó el religioso.

En este mismo sector reside Aníbal Toruño, miembro de la sociedad civil y propietario de una emisora, quien denunció por Facebook que paramilitares rodearon su residencia.

“Hay disparos, estoy con mi familia. Responsabilizo a Daniel Ortega por lo que pueda pasarme”, expresó Toruño, quien el pasado 20 de abril fue víctima de una explosión en su medio de comunicación, donde estaba con otras 14 personas.

Las vías del centro histórico y sectores suburbanos de la ciudad de León se encuentran obstruidas por barricadas, y la población continuaba construyendo más barricadas la tarde del jueves como protección ante los ataques con armas de fuego de las fuerzas progubernamentales.

Destrucción

El centro de salud “Dávila Bolaños” y la casa materna, ubicados en el barrio San Jerónimo, Masaya, fueron destruidos y saqueados por sujetos encapuchados, durante la madrugada de este jueves.

 Matan a monaguillo a balazos en León

Según testigos, los sujetos de identidad desconocida, rompieron y forzaron las puertas para entrar y se llevaron algunos artefactos que eran utilizados para los pacientes que llegan a consultas médicas.

Sujetos desconocidos, abordo de dos camionetas y un camión, con pistola en mano atacaron la delegación policial de Cuapa, Chontales, informó la Policía Nacional.

El enfrentamiento entre los atacantes y la policía duró dos horas.

Asedio

Pobladores de Las Esquinas, donde se unen las vías hacia Diriamba y San Marcos, amanecieron atemorizados el jueves por el asedio de paramilitares.

La noche del miércoles policías y paramilitares llegaron disparando con el objetivo de desmontar el tranque que los pobladores habían levantado en horas de la mañana.

Los paramilitares tomaron control de la zona y pasaron disparando durante toda la noche hasta el amanecer del jueves, dijeron los habitantes.

(Colaboración de Katherin Chavarría, Letzira Sevilla, José Luis González, Ernesto García, Mercedes Sequeira, Uriel Velásquez y Auxiliadora Martínez).