•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jóvenes nicaragüenses denuncian en España la “acumulación de violencia” y la “violación sistemática de derechos humanos” que vive el país, sumido en un movimiento de protestas desde hace casi dos meses.

“Es importante romper el cerco mediático que se ha creado y sacar toda la violación de derechos humanos y arbitrariedades políticas”, declaró a Efe Jessica Cisneros, una de las jóvenes que integran la llamada Caravana Informativa de la Solidaridad Internacional con Nicaragua, que en los últimos días ha recorrido seis países europeos.

Yerling Aguilera, otra de las integrantes de la Caravana, calificó las protestas antigubernamentales como un “levantamiento popular” alimentado por el “cansancio acumulado de la población durante 11 años de fuerzas represivas”.

“Desde que Ortega llegó al poder se cerraron todos los canales de participación y de diálogo y en lugar de ellos, la violencia siempre medió”, no solo con los estudiantes, sino también con los campesinos y trabajadores, según Yerling Aguilera quien denunció la criminalización de los activistas de derechos humanos.

En su gira por Europa, las activistas han visitado Dinamarca, Bélgica, Suecia, Francia, Holanda y, desde ayer, España.

En sus visitas se han reunido con distintas organizaciones políticas y entidades sociales para explicarles su visión de la situación de violencia que se está viviendo en Nicaragua.

Piden que instituciones públicas y de derechos humanos puedan ejercer presión y llegar a acciones concretas y reales “porque ya llevamos dos meses en lucha y no podemos permitir que nos sigan asesinando”, dice Jessica Cisneros.