•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Tras dos meses de protestas, unos 200 muertos, centenares de heridos y un futuro político incierto, los nicaragüenses acuden en masa a actualizar sus pasaportes y tramitar visados con miras a huir del país. Antes de que estallara la crisis más sangrienta de los últimos cuarenta años, las trabajadores de la Dirección General de Migración y Extranjería de Managua tenían jornadas de trabajo relativamente tranquilas.

Ahora las filas recorren varias manzanas ante la creciente desesperación de la gente, que cada día tiene que acudir más pronto para poder ser atendida. Joel Hernández, un joven de Managua de 23 años, quiere irse a Panamá "a más tardar la próxima semana", donde vive su hermano desde hace unos años.

Lea: Diálogo Nicaragua: Sin consenso para permitir ingreso de CIDH y desmontar tranques

Le han dicho que la tramitación del pasaporte suele tardar 8 días, pero que si paga "un poco más" lo puede conseguir antes.

"Tengo varios amigos que ya se han ido. Soy presa fácil, no paran de detener a gente de mi edad. Mis papás me apoyan cien por cien y me están presionando para que salga ya", explica a Acan-Efe.

Martha Alemán lleva haciendo fila desde las 8 de la mañana. La empresa donde trabaja en Managua está a punto de cerrar y las ráfagas de tiros y morteros se sienten cada vez más cerca de su casa. "Voy a mandar una temporada a mi hija de 14 años a Estados Unidos o España, que tenemos familia. Lo que me salga más barato. Esto es inaguantable", reconoce.

Más: Tranques en Nicaragua: Ejecutan operativos en Managua

Los abogados que prestan sus servicios fuera de las oficinas de Migración cuentan que la afluencia de nicaragüenses se incrementó especialmente hace dos semanas, a raíz de la conocida como "Madre de todas las marchas", la manifestación encabezada por las madres de los estudiantes asesinados que recorrió Managua el 30 de mayo y que fue brutalmente reprimida.

"Los clientes se me han quintuplicado en los últimos días, pero generalmente es gente con plata (dinero). Los pobres nunca pueden huir", lamenta Héctor Moncada, que desde hace diez años regenta un pequeño puesto de abogacía en plena acera. Costa Rica, Panamá, España, México o Estados Unidos son los principales destinos de los nicaragüenses que solicitan los servicios de este abogado, para quien "los ticos (costarricenses) son los que mejor se están portando".

Sepelio bajo fuego y sangre en Nagarote

El Gobierno costarricense anunció el pasado 8 de junio que acogerá y otorgará visas de cortesía a las familias de los diplomáticos acreditados en Nicaragua, y dijo estar "preparado" para una eventual oleada de migrantes nicaragüenses.

En Costa Rica, un país de 4,7 millones de habitantes y habituado a recibir migración de Nicaragua, viven cerca de 400.000 nicaragüenses, según los datos oficiales, pero la organizaciones no gubernamentales estiman que la cifra es más alta.