•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

María Magdalena Saldaña, madre de Wilder Octavio García Saldaña, se ha encadenado esta tarde al portón principal de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), donde está la cárcel El Chipote, demandando la libertad de su hijo, a quien arrestaron el pasado 12 de junio

Saldaña refirió que a su hijo lo capturaron en su casa de habitación en el barrio Primavera y hoy en la tarde, al haberse presentado con un recurso de habeas corpus, en la DAJ no le dieron respuesta a su solicitud en beneficio de García Saldaña, por lo que ella tomó la decisión de encadenarse.

"Aquí permaneceré hasta que me den respuesta", afirmó Saldaña.

"Temo lo peor y que por eso ellos no me quieren dar respuesta sobre él", agregó Saldaña.

En estos momentos en las afueras de la DAJ permanecen familiares de personas detenidas esta mañana durante un operativo realizado en barrios orientales de Managua, como Santa Rosa, Reparto Pedro Aráuz, Villa Progreso y Bello Horizonte.

Las personas en estos momentos están ingresando alimentos para sus familiares.

María Magdalena Saldaña, la mujer que se ha encadenado. Humberto Galo/END

Mientras, los familiares de García Saldaña señalaron que él había participado en marchas convocadas por la iglesía Católica en el barrio y a nivel nacional.

Desde que comenzó la crisis en Nicaragua, la cárcel El Chipote ha sido el destino de personas que buscan a sus familiares, arrestados durante las protestas.

En anteriores ocasiones los organismos defensores de los derechos humanos y la iglesia Católica han mediado con la Policía Nacional en la liberación de los protestantes detenidos en El Chipote.

Uno de los presos en El Chipote. Humberto Galo/END

La CIDH, cuando visitó Nicaragua, estuvo en El Chipote, donde se reunió con jefes policiales para investigar el trato que dan a los reos.

La crisis en Nicaragua deja a más de 160 muertos, miles de heridos y centenares de detenidos.