•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los obispos propusieron a Daniel Ortega adelantar las elecciones generales en Nicaragua, para el 29 de marzo de 2019, y el mandatario respondió que está dispuesto a escuchar propuestas "dentro del marco institucional y constitucional".

La iglesia Católica dio a conocer hoy la propuesta que entregaron a Ortega en una reunión el pasado 7 de junio y la respuesta que por escrito mandó el mandatario, el 12 de junio.

"Reiteramos nuestra plena disposición de escuchar todas las propuestas dentro de un marco institucional y constitucional", respondió Ortega a los obispos, según la carta leída hoy por el cardenal Leopoldo Brenes..

Ortega agregó que su interés es trabajar por la democracia y contra la delincuencia.

"(Reitero) nuestro absoluto compromiso de trabajar por la democratización, el fortalecimiento institucional, la justicia y la seguridad de todas las familias nicaragüenses", expresó Ortega a los obispos.

También propuso que se conformen comisiones integradas por tres miembros del gobierno y tres de la Alianza Cívica para avanzar en las propuestas.

En tanto, la iglesia Católica precisó hoy que a Ortega le entregaron una hoja de ruta para superar la crisis, que incluye adelantar las elecciones al 29 de marzo de 2019, reformar la Constitución para prohibir la reelección presidencial, cambiar a los magistrados electorales y que el nuevo mandatario asuma el 15 de abril de 2019.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. AFP/END

En su respuesta, Ortega indicó que dentro de sus intereses incluye acuerdos que garanticen "la paz, tranquilidad y seguridad de todas las familias, el cese de todas las formas de violencia, venga de donde venga" y que se garantice el libre tránsito de las personas, "vital para la sobreviviencia".

La propuesta de los obispos

El Nuevo Diario presenta un resumen de la propuesta entregada por los obispos a Daniel Ortega:

  1. Adelantar elecciones presidenciales al 29 de marzo de 2019 y que la toma de posesión sea el 15 de abril de ese mismo año.
  2. Garantizar la separación e independencia de los poderes públicos, para que haya legitimidad, integridad y profesionalismo en el actuar de los poderes judiciales y electorales, enfatizando sus caracteres apartidarios.
  3. Respetar el régimen plural de partidos y organizaciones políticas, incluyendo nuevas regulaciones y permitir la suscripción popular.
  4. Garantizar elecciones periódicas, libres y justas con observadores locales e internacionales.
  5. Garantizar transparencia y mecanismos concretos de lucha contra la corrupción y la impunidad.
  6. Aprobar la renuncia y sustitución de los magistrados del Consejo Supremo Electoral.
  7. Reformar la Constitución Política para que se celebren elecciones el 29 de marzo de 2019, que incluye la no reelección y la reducción y nuevos períodos de los magistrados electorales.