•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el Gobierno se comprometieron este viernes a invitar “de inmediato” a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al Alto Comisionado de Naciones Unidas y la Unión Europea para investigar las muertes ocurridas en Nicaragua desde el 19 de abril. 

Los acuerdos suscritos contemplan urgir la presencia de la CIDH e instarle a anunciar a los miembros del Grupo Internacional de Investigaciones para Nicaragua que deberán trabajar “in loco”, para coadyuvar en la investigación de todas las muertes y actos de violencia, la identificación de responsables y un plan de atención integral a las víctimas para que se alcance la “efectiva justicia”.

Además se acordó la instalación oficial del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para Nicaragua (GIEI) y del mecanismo de seguimiento (Meseni) para apoyar a la sociedad civil, “continuar monitoreando y procesar las medidas cautelares y casos postulados en el sistema interamericano”.

El Gobierno se comprometió a extender una invitación “inmediata” al Alto Comisionado de Naciones Unidas y la Unión Europea.

La mesa plenaria del diálogo nacional también estimó que “se hace importante la presencia de la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA)”, es decir de Luis Almagro.

Llaman a la no violencia

La Alianza Cívica, el Gobierno y los obispos de la Conferencia Episcopal hicieron un llamado al cese de todo tipo de violencia y amenaza, venga de donde venga, según dio a conocer el cardenal Leopoldo Brenes al leer el comunicado.

Los representantes del Gobierno fueron cuestionados sobre esta declaratoria de no violencia mientras varias ciudades del país sufrían ataques de antimotines y civiles armados, pero el canciller Denis Moncada y el diputado sandinista Edwin Castro guardaron silencio.

La Alianza Cívica se declaró satisfecha con los acuerdos. Orlando Valenzuela/END

Los integrantes de la mesa plenaria del diálogo nacional acordaron crear una Comisión de Verificación y Seguridad integrada por ambas partes, teniendo como testigo a la Conferencia Episcopal y a los organismos internacionales como acompañantes.

La misión de esta comisión será constatar que exista un ambiente de paz y seguridad entre los nicaragüenses.

Sobre el levantamiento de los tranques, una de las peticiones del gobierno que no logró consenso, Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza Cívica, afirmó que estos “no se levantarán mientras no haya garantías de cumplimiento de acuerdos de parte del gobierno”.

Comisión de verificación

En la sesión de este viernes se acordó la creación de una comisión de verificación, teniendo como testigo a la Iglesia y como acompañantes a los organismos internacionales, que se encargarán de constatar que haya un ambiente de paz y seguridad en el país.