•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragüenses que viven en Nueva York relataron en un debate en “La Gran Manzana”, la crisis política que vive el país, donde el pueblo está siendo víctima de una fuerte represión gubernamental.

En el panel participaron tres autoconvocados, quienes se encuentran de visita en los Estados Unidos exponiendo sus historias a la población estadounidense.

Antes de iniciar el debate, el padre argentino Fabián Arias hizo un llamado para que la paz reine en la tierra y en especial en Nicaragua. 

 Ataque armado e incendio dejan muertos en barrio Carlos Marx, en Managua

El sacerdote aprovechó el momento para condenar la represión que vive el pueblo de Nicaragua e hizo un llamado a las autoridades gubernamentales del país, para que cesen los ataques en contra del pueblo nicaragüense.

“Hay que trabajar por la unidad, por la paz del pueblo de Nicaragua, para que no haya más muertes, para que no haya miedo”, expresó el prelado.

Melania Sandoval, una estudiante nica de periodismo en Nueva York que participó en el panel, relató a los participantes del evento los horrores que vive la juventud nicaragüense.

“El hecho de ser joven en Nicaragua hoy es un delito, porque te matan, porque creen que eres estudiante o porque creen que tu vas a ir en contra del Gobierno. Solamente el hecho de decir que tu estás en contra del Gobierno, es un pecado capital en Nicaragua. Ahora no se puede ni siquiera expresar eso”, declaró Sandoval a los presentes y pidió apoyo internacional para calmar la situación en el país.

El joven Jorge Blass, oriundo de Masaya y miembro de la organización SOS Nicaragua, relató que el gobierno de Daniel Ortega está lleno de falsedad y no se le puede creer nada de lo que dice, porque sigue matando a las personas que protestan en las calles de Nicaragua.

 Senadores de EE. UU. insistirán en sanciones a funcionarios nicas

“Los orteguistas dicen queremos paz, queremos unión mientras te mandan a asesinar”, dijo Blass al público. 

El joven líder continúo relatando a las personas que asistieron al evento que la lucha de Nicaragua finalizará hasta que Ortega deje el poder. 

Joaquín, como se identificó uno de autoconvocados, relató que la lucha por la democracia inició desde el 18 de abril, con una protesta contra la reforma al Seguro Social de Nicaragua. 

Relatos desgarradores

“Nunca pensamos que luchar por la jubilación de las personas de la tercera edad de nuestro país se iba a convertir en un acto represivo por un gobierno totalitario. Fuimos vilmente reprimidos por las fuerzas paramilitares del Gobierno llamadas también juventud sandinista”, manifestó.

En los relatos desgarradores que los jóvenes hicieron a los presentes, destacaron que elementos afines al Gobierno les envenenaron los alimentos y el agua a los estudiantes mientras estos estaban atrincherados en las universidades, lo que hizo que más personas se les unieran al movimiento para seguir luchando.

 Habrá verdad y justicia

Por su parte, Dan La Boltz, un periodista y socialista norteamericano con un doctorado en Historia de la Universidad de Cincinnati y escritor de varios libros sobre políticas sociales, describió las razones que llevaron a Nicaragua a un estallido social.

“El problema es que Nicaragua es un país pequeño y estratégico y eso lo ha hecho víctima de siglos de imperialismo. Primero fue conquistado por los españoles, luego la Costa Caribe por Gran Bretaña y después por parte de los Estados Unidos quien ocupó a Nicaragua desde 1912 a 1933. Cuando los marines salieron de Nicaragua dejaron una fuerza construida por la Guardia Nacional a cargo de Anastasio Somoza García. Fue así como iniciaron las dictaduras en Nicaragua, primero desde 1933 hasta 1979”, apuntó  Boltz.

El historiador norteamericano quien estuvo en Nicaragua para el año 79 ayudando a la revolución sandinista, continuó describiendo los fraudes electorales que los presidentes de Nicaragua hicieron a lo largo de su historia, formando alianzas con sectores privados para consolidarse en el poder y dejaron al pueblo de un lado. 

“El modelo del Frente Sandinista era Cuba, era la idea del partido único del Estado, donde todo fuera controlado únicamente por un partido gobernante como era el caso en Cuba o la Unión Soviética.

La idea de los sandinistas siempre ha sido que ellos son el partido de vanguardia y por tal motivo siempre han gobernado hasta el punto que se convirtieron en una monarquía controlando todos los poderes del Estado y es por eso que hoy en día no quieren dejar el poder”, explicó Boltz.