•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó hoy el asesinato en Nicaragua de una familia de seis miembros (incluyendo dos niños), a la cual quemaron viva, calificando el hecho como "un acto de terror" y "un crimen de lesa humanidad".

"Condenamos este acto de terror, que es un crimen de lesa humanidad y que no puede quedar impune", dijo Almagro en su cuenta oficial de Twitter,

Una familia del barrio Carlos Marx, en la zona oriental de Managua, murió hoy quemada, cuando -según testigos- civiles armados y policías habrían provocado un incendio.

Entre las seis víctimas, indicaron los bomberos, hay dos niños y cuatro adultos (dos mujeres y dos hombres).

El crimen ha conmocionado a Nicaragua y se ha convertido en el centro del debate, esta mañana, en una sesión del diálogo nacional.

El tuit de Luis Almagro.

Por su parte, una comisionada de la Comisión Interamericana de los Derehcos Humanos (CDIH), dijo que el crimen  le provocó "estupefacción y desgarro".

Antonia Urrejola, la comisionada de la CIDH y quien estuvo en Nicaragua como parte de una visita para investigar los crímenes ocurridos en este país durante la crisis, es quien se refirió al asesinato de la familia en Managua.

"Con estupefacción y desgarro me entero de la muerte de unos niños en su casa esta mañana en el barrio Carlos Marx, Managua. Quemados vivos. No hay explicación ni justificación posible. ¿Hasta cuándo? Basta ya", escribió Urrejola en su cuenta de Twitter.

Agregó que "es imperativo investigar y determinar responsables inmediatamente. Se debe cesar la violencia".

El asesinato de esta familia ha impactado de forma brutal a la sociedad en Nicaragua, pues aunque la crisis que comenzó el pasado 18 de abril ha cobrado la vida de más de 170 personas, es la primera vez que una familia muere en un solo crimen: quemados.

Tras este delito, otro grupo de gente quemó vivos a dos hombres, de acuerdo con un informe de la Policía de Nicaragua.

En la sesión del diálogo nacional, este sábado, la Alianza Cívica acusó al Estado por este crimen y mantuvo que su participación en la mesa era "bajo protesta".

El representante del gobierno, por su parte, el canciller Dnies Moncada, afirmó que el Estado no es el responsable del asesinato de la familia en el barrio Carlos Marx.