•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) eleva a 200 la cantidad de ciudadanos fallecidos en las protestas antigubernamentales en Nicaragua, entre el 18 de abril y el 14 de junio.

“Esta cantidad es producto de un monitoreo nacional y de un sustento que llevamos en un expediente que fundamentamos documentalmente”, explicó Álvaro Leiva, secretario ejecutivo de la ANPDH, quien agregó que la cifra va en “ascenso rápido” por los diversos ataques de grupos armados afines al Gobierno y agentes antimotines contra manifestantes.

“Nunca esperé que llegáramos a esta cantidad monstruosa de violaciones de derechos humanos, para con los ciudadanos que simplemente protestan cívica y pacíficamente como un derecho humano y como derecho constitucional”, declaró Leiva.

Masaya

El defensor de derechos humanos, quien se encontraba ayer en Masaya, alertó que un grupo de antimotines y sujetos pertenecientes a las fuerzas de choque afines al gobierno se encontraban a dos kilómetros de la ciudad, en el sector de El Coyotepe, posiblemente preparando un ataque.

El jueves, estos mismos sujetos atacaron la ciudad de Nindirí, “secuestrando y tirando disparos a mansalva”, pues en este lugar se habían instalado múltiples barricadas para evitar el paso de grupos armados hacia Masaya.

De llegar a Masaya estas fuerzas pro gubernamentales, provocarían “un derramamiento de sangre sin precedentes en la historia de nuestro país”, advirtió Leiva, quien aseguró que entrarían a la ciudad “disparando a matar, sin lugar a dudas”.