•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Desde la casa de Alfredo Velásquez, el joven quemado hoy vivo junto a cinco miembros más de su familia, en el barrio Carlos Marx, en Managua, se había grabado desde el tercer piso un operativo policial, en abril, que él criticó.

En el video -grabado el 21 de abril- se aprecia cómo desde el tercer piso de la propiedad que ahora está en ruinas, se registró cuando varias patrullas se detienen y oficiales bajan, disparando, como parte de un operativo.

Se trata de al menos tres patrullas y dos camionetas civiles con oficiales armados.

"Ágachese Samuel, ágachese, ágachese mamá, ágachese", se escucha la voz de Alfredo Velásquez, quien graba y critica el operativo policial.

"Ahhh... tiraron un gas", continúa relatando mientras graba. "Allá se pusieron", dice.

Luego, Velásquez camina en el balcón del tercer piso de su casa para continuar grabando el operativo armado.

En el perfil de Facebook de Alfredo Velásquez es que aparece este video, grabado el 21 de abril, apenas tres días después de que comenzara la crisis en Nicaragua.

Ese sábado, 21 de abril, resultó caótico en la zona del barrio Carlos Marx, que está cerca de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), donde estaban atrincherados los universitarios.

"Lo están agarrando a balazos", dice una persona cuando se graba lo que sucede, al referirse al operativo policial.

Alfredo Velásquez murió hoy calcinado junto al resto de su familia, que incluye a su esposa, padre, madre y dos niños.

Además de Alfredo Velásquez (21 años), los asesinados son Óscar Velásquez Pavón y Maritza Muñoz (padre y madre), Mercedes Raudez (esposa, de 18 años), y los niños Matías Velásquez Pavón (cinco meses de edad) y Daryelis Velásques Pavón (dos años y medio), de acuerdo con el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh).

El Cenidh indica que hay un tercer niño hospitalizado, en estado grave.

La casa de esta familia, donde funcionaba una fábrica de colchonetas, la quemaron hoy a primera hora, con varias personas adentro. Los vecinos son quienes primero trataron de apagar el incendio y rescatar a las personas, y luego los bomberos voluntarios, quienes pudieron llegar hasta el sitio.

En el diálogo nacional la Alianza Cívica, que integra a empresarios, sociedad civil, campesinos y universitarios, señalaron hoy al Estado de dirigir este crimen contra la familia Velásquez.

Por su parte, el canciller Denis Moncada, quien dirige la delegación del gobierno en el diálogo nacional, negó que el asesinato de la familia fuese un acto del Estado.

En redes sociales circulan este sábado decenas de videos que muestran en los barrios orientales de Managua, incluido el Carlos Marx, donde quemaron la casa, a oficiales y civiles armados, recorriendo las calles.

Familiares de Velásquez, así como vecinos, señalan a la policía y a civiles armados de cometer el incendio que costó la vida a seis personas de una misma familia.