•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los integrantes del Diálogo Nacional designaron este sábado a los miembros de las mesas electoral y judicial que a partir del lunes debatirán las propuestas de adelanto de las elecciones para el domingo 31 de marzo del año 2019 y las reformas a la Constitución Política y la Ley electoral.

Los representantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en la mesa electoral, donde se discutirá la ruta para la democratización del país son: Carlos Tunnermann, Daysi George y Lesther Alemán, quienes tendrán como suplentes a Michael Healy, Francisco Martínez y Harley Morales.

Los actuales magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) Lumberto Campbell, Mayra Salinas y el canciller de la República, Denis Moncada, representarán al gobierno en la mesa electoral, con Iván Lara, Moisés Pastora y Luis Andino como suplentes.

La agenda de la mesa electoral propuesta por los obispos que actúan como mediadores y testigos en el Diálogo Nacional, comprende el adelanto de las de elecciones presidenciales, legislativas, municipales y regionales para el día 31 de marzo del 2019; la renuncia y sustitución de los magistrados del CSE, la reforma a ley orgánica de la Asamblea Nacional y las reformas a la Constitución Política y Ley Electoral.

También incluye la posible aprobación de una Ley de Partidos Políticos, nuevo calendario electoral e invitación para la observación electoral y el establecimiento de la circunscripción popular para participar en los procesos electorales.

La ruta

“Lo que hemos dicho es que vamos a escuchar todos los planteamientos sobre el proceso de democratización, que es un proceso que está en marco del cumplimiento de la Constitución Política, vamos a escuchar, vamos a sentarnos a la mesa de conversación”, dijo el canciller Moncada.

Los obispos indicaron que la mesa plenaria del Diálogo Nacional se reanuda el próximo martes. Este lunes solo trabajarán las mesas electoral y judicial. Orlando Valenzuela\END

“Ellos (miembros de la Alianza) plantearán los puntos en la mesa de conversación para analizarlo, debatirlos e ir viendo qué es lo que se puede implementar a través de las reformas legales, reformas constitucionales, pero no se trata aquí de pronto de hacer aparecer como que hay un ultimátum o hay una posición de fuerza y que es aceptada por el Gobierno. El espíritu es de diálogo y debate”, agregó Moncada.

Juan Sebastián Chamorro, delegado en el diálogo por la Alianza Cívica, dijo que se debe “reconocer que la Constitución misma establece mecanismos para modificarla; se puede adelantar elecciones, hacer una reforma parcial a la Constitución, que lo permiten las leyes actuales”.

“Si hay voluntad política, esto se puede hacer relativamente en corto tiempo. Lo que va a tomar un poco más de tiempo es la refundación del Consejo Supremo Electoral, porque en este caso estamos hablando de un ente estatal de muchas personas que trabajan ahí”, agregó Chamorro.

Destacó que “tenemos una hoja de ruta que hemos desarrollado desde hace años, la misma OEA tiene una; hay que darle credibilidad al sistema electoral y para eso también necesitamos a los organismos internacionales”.

Inicialmente se dijo que el adelanto de las elecciones era para el día 29 de marzo, pero ayer el obispo Silvio Báez corrigió señalando que la propuesta es hacer los comicios el 31 de marzo de 2019.

Los representantes del gobierno en la mesa judicial son el diputado Edwin Castro, jefe de la banca sandinista en la Asamblea Nacional; la actual presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos y el magistrado de la CSJ, Rafael Solís.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia designó a Víctor Cuadras, María Nelly Rivas y Juan Sebastián Chamorro, para estar en la mesa judicial donde se debatirán los cambios orientados a reforzar el funcionamiento de la CSJ.

La renuncia de los actuales magistrados y la no reelección de los mismos, es parte de la ruta planteada por los obispos.

Tranques se mantienen

También fue formada la Comisión de Verificación y Seguridad, que se encargará de constatar que ha cesado la represión y persecución contra quienes protestan contra el gobierno. Además, deberá comprobar que los manifestantes no corren peligro de ser atacados por paramilitares.

Los miembros de la Alianza Cívica en esta comisión son: Marvin Hogdson, Jean Carlos López, Álvaro Vargas, Sandra Ramos, Azahalea Solís y Medardo Mairena. Por el gobierno, los integrantes son: Luis Barbosa, Luis Jiménez, José Adán Rivera, Verónica Gutiérrez, José Angel Bermúdez y Leonel Bonilla.

El empresario Jorge Solís, asociado al Cosep y delegado en la mesa del Diálogo Nacional, fue nombrado coordinador de esta Comisión de Verificación y Seguridad y explicó que la misma tendrá la misión de promover el levantamiento de los tranques, siempre y cuando se haya comprobado el fin de la represión y que los manifestantes gozan de seguridad.

Desmontar las tranques “es parte de las cosas que la Comisión va a hacer, acuérdense que las personas que están en los tranques también requieren seguridad, pero esa seguridad se va a dar cuando vengan los miembros de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuando se coordine con el gobierno de Nicaragua. Soy enlace entre los obispos y la mesa plenaria”, expresó Jorge Solís.

La mesa electoral y la de justicia están convocadas a trabajar el lunes y se conocerán los avances de estas reuniones el martes en la mesa plenaria del Diálogo Nacional, explicó Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.

Michael Healy, miembro de la Alianza Cívica, destacó que continúan en el diálogo nacional “bajo protesta, porque el gobierno no cesa la represión y ha querido hacer ver que nosotros somos los responsables de la violencia; el gobierno quiere que nos levantemos del diálogo, pero no le vamos a dar ese gusto”.

Víctor Cuadras, de la coalición de estudiantil y delegado en el diálogo nacional, expresó que podrían mediar en “el levantamiento pacífico de los tranques, pero si hay condiciones de seguridad para la vida (de quienes protestan); no vamos a pedir levantar un tranque si este representa un medio de seguridad o protección para las personas”.