•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al menos una persona murió en nuevos enfrentamientos que se registran desde la madrugada de este domingo en Masaya, donde las campanas de la iglesia sonaron desde la 4:00 am.

Darwin Potosme es la persona que habría muerto por un disparo. Los pobladores señalan a un francotirador de haber cometido el asesinato.

Potosme, a quien conocían como Fafo, tenía 25 años y murió en el Parque Central cuando un disparo le entró por el ojo izquierdo.

Una persona más murió hoy en Masaya. Archivo/END

La vela de Potosme será de la Placita de Monimbó 1 cuadra al oeste, Masaya.

Los pobladores han dicho que los heridos han sido atendidos en el puesto médico de la Iglesia de San Miguel.

Los enfrentamientos sucedieron cuando los antimotines iniciaron una balacera, que pretendía desalojar a los jóvenes que se encuentran atrincherados en las barricadas, dijeron los pobladores.

Los hechos se dieron en la zona central de la ciudad, barrio San Miguel, La Reforma, Las Malvinas y 26 de febrero, todos aledaños a Masaya.

En Monimbó el ataque inició a la 05:40 a.m.

Masaya ha sido escenario de nuevos enfrentamientos. Archivo/END

Durante el operativo, los antimotines intentaron sacar al  comisionado general Ramón Avellán, Subdirector de la Policía Nacional, quien se encuentra atrincherado en Masaya desde hace más de 10 días.

En el operativo, sin embargo, Avellán no logró salir del cuartel.

Mientras tanto, la población logró rodear la estación policial.

A eso de la 9 am los enfrentamientos continuaban en Masaya, indicaron los pobladores.

De acuerdo con brigadistas, además del muerto hay al menos dos heridos en Masaya.

Uno de los heridos es un joven de aproximadamente 25 años de edad, quien sufrió un disparo de fusil, cuando estaba en el barrio San Miguel.

La otra persona recibió un disparo en la parte superior del hombro derecho, cuando cuidaba la zona del Barrio el Calvario.

Los brigadistas también indicaron que han recibido a ciudadanos con por presión alta debido a la histeria que provocan los ataques.