•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El nuevo nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag, se refirió este domingo a la crisis sociopolítica, que ha dejado a unos 200 muertos, y llamó a la no violencia para conseguir la paz y la reconciliación.

El religioso remarcó que el camino a la paz en Nicaragua pasa por la justicia.

“El camino a la paz pasa por la justicia, es una cosa bien clara, la justicia primero, pero no venganza, sino justicia. Los nicaragüenses deben tomar sus responsabilidades para abrir un camino nuevo de reconciliación y de paz”, dijo el representante del papa Francisco en Nicaragua, al concluir su primera misa en la catedral de Managua.

Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag aseguró que el papa Francisco está “muy cercano” al pueblo nicaragüense.

“Yo sé que el pueblo de Nicaragua está muy atento a las palabras del Santo Padre, que hoy les pide rechazar toda violencia, que solo contribuye a multiplicar la división y el sufrimiento, de modo particular entre los pobres y vulnerables”, expresó el nuncio durante su homilía.

Cardenal Leopoldo Brenes pide alto a la represión

Por su parte, el cardenal Leopoldo Brenes, quien acompañó al nuncio durante la celebración de la misa dominical, pidió parar la represión contra la población civil, mientras se registran ataques contra manifestantes antigubernamentales en la ciudad de Masaya, que dejan un muerto y varios heridos.

“Hay mucha tensión en el país. Tenemos que quitar eso (represión) a mí me gustaría que cada mañana no se dispare, porque la gente se siente verdaderamente amenazada”, exhortó el cardenal.

Brenes llamó a la oración constante por la paz Nicaragua y recordó que la Arquidiócesis de Managua está promoviendo el rezo diario de rosario a las nueve de la noche.