•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag, nuevo nuncio apostólico en Nicaragua, aseguró este domingo que el camino a la paz en el país pasa por la justicia para las más de 200 personas asesinadas desde el 19 abril, en el contexto de la represión contra manifestaciones antigubernamentales.

“El camino a la paz pasa por la justicia, es una cosa bien clara, la justicia primero, pero no venganza, sino justicia. Los nicaragüenses deben tomar sus responsabilidades para abrir un camino nuevo de reconciliación y de paz”, dijo el representante del papa Francisco en Nicaragua al concluir su primera misa en la Catedral de Managua.

Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag dijo que el papa Francisco está “muy cercano” al pueblo nicaragüense.

“Yo sé que el pueblo de Nicaragua está muy atento a las palabras del Santo Padre, que hoy les pide rechazar toda violencia que solo contribuye a multiplicar la división y el sufrimiento, de modo particular entre los pobres y vulnerables”, expresó el nuncio durante su homilía.

Monseñor Stanislaw Waldemar Sommertag celebró este domingo su primera misa en la catedral de Managua.  Uriel Velásquez\END

Brenes pide para represión 

El cardenal Leopoldo Brenes, quien acompañó al nuncio durante la celebración de la misa dominical, pidió parar la represión contra la población civil, mientras ocurrían ataques contra manifestantes antigubernamentales en la ciudad de Masaya.

“Hay mucha tensión en el país. Tenemos que quitar eso (represión), a mí me gustaría que cada mañana no se dispare porque la gente se siente verdaderamente amenazada”, exhortó el cardenal.

Brenes llamó a la oración constante por la paz en Nicaragua y recordó que la Arquidiócesis de Managua está promoviendo el rezo diario de rosario a las 9:00 p.m.

Desde el 19 de abril han ocurrido en el país, al menos, 215 muertes debido a la represión policial por las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega y los enfrentamientos que estas han desatado, informó la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

El caso más extremo es el asesinato de una familia en el barrio Carlos Marx, de Managua, el pasado sábado. Entre las seis víctimas hay dos niños. Los cuerpos fueron quemados y los pobladores de la zona señalan a civiles armados y enmascarados afines al Gobierno como los responsables del crimen. 

Iglesia espera que  organismos de DD. HH. lleguen pronto

El obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, calificó este domingo como “grandes avances” del diálogo nacional el que sean invitados al país la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el Alto Comisionado para derechos humanos de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE).

“Esperamos que estando en Nicaragua, estos organismos unidos ahora a la CIDH, puedan ir a la raíz, ya no solo para identificar a los responsables de los asesinatos y crímenes, sino también para investigar el tema de los desaparecidos”, señaló el obispo.

Álvarez recordó que en la última jornada del diálogo, el pasado sábado, se formó una comisión de verificación y seguridad y esta debe estar acompañada de los organismos internacionales “que esperamos lleguen muy pronto porque serán los que van a garantizarnos a los nicaragüenses la justicia y la seguridad”.

Meseni llega el 25 de junio

El equipo especial  del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegará al país el 25 de junio.

“El quipo realizará monitoreo en tiempo real de los hechos, procesará medidas cautelares y peticiones, y asistirá a la sociedad civil y a la Comisión de Verificación y Seguridad creada en el diálogo nacional”, explicó Antonia Urrejola, relatora de derechos humanos para Nicaragua en la CIDH.

Por otro lado, la funcionaria informó que la instalación oficial del Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) de la CIDH está prevista para la primera semana de julio. El equipo “coadyuvará en las investigaciones para tipificar conductas, identificar responsables y generar plan de atención integral a las víctimas en Nicaragua”.