•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 215 personas han fallecido  desde el inicio de la crisis en el país el 18 de abril, afirmó el presidente de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos, Alvaro Leiva. En una entrevista con 100% Noticias la mañana de ayer, Leiva aseguró que la cantidad de víctimas han superado las 200 personas.  

“Hoy 17 de junio, como informe preliminar, la ANPDH contabiliza 215 ciudadanos que han sido asesinados”, dijo Leiva, quien califica la mortandad como una “desmedida y brutal agresión a los ciudadanos de parte del Gobierno y sus turbas”.

Según Leiva, la lista fue engrosada con los seis miembros de la familia que fue asesinada ayer en el barrio Carlos Marx y en la que murieron dos niños. Pero la última víctima fue Darwin Ramón Potosme, de 34 años, quien fue asesinado ayer en la mañana por un francotirador en el parque central de Masaya, señaló Leiva. 

Acoso a iglesia católica

El presidente de ANPDH dijo que ha incrementado el ataque a miembros de la Iglesia católica. Denunció que la iglesia San Miguel de Masaya, a cargo del padre Edwin Román, es señalada por personas a través de las redes sociales de resguardar a manifestantes. 

“Las gestiones que hace el padre Román son gestiones humanitarias”, aseguró Leiva. Indicó que han recibido denuncia del párroco de la iglesia de Nindirí, Jesús Silva, de amenazas e invasión por turbas afines al partido de gobierno. “Hasta el día de hoy, esta ciudad es escenario de cacerías de ciudadanos”, reportó Leiva. 

En la iglesia de Masatape, el padre Juan de Dios Calero denunció que sigue siendo amenazado por grupos de choque portan armas de fuego y blancas.