•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, exigió al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, “terminar ahora” con la “espiral de violencia”, que ha costado desde el 19 de abril la vida a más de 200 personas, incluido un ciudadano estadounidense.

“Esto debe terminar y debe terminar ahora”, sentenció Pence en un discurso sobre Nicaragua, el pasado 14 de junio.

El vicepresidente de Estados Unidos acusó a Ortega de ser el responsable de una “espiral de violencia” en Nicaragua y también lo señaló de reprimir de “forma brutal” las manifestaciones de miles de personas que han pedido cambios democráticos.

Mike Pence, vicepresidente de Nicaragua, criticó al mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega. AFP/END

Además, Pence sostuvo que líderes que han “levantado su voz con mucho coraje”, han sido perseguidos y hasta han recibido “amenazas de muerte”.

“En nombre del presidente Donald Trump, llamamos a Daniel Ortega a terminar los crímenes de su gobierno y dar respuestas a las peticiones de la nación por democracia y derechos humanos. Ha llegado la hora de terminar con los ataques a los protestantes y ha llegado la hora de dar al pueblo de Nicaragua el futuro de libertad que merecen”, declaró Pence.

Esta no es la primera vez que Pence aborda la crisis de Nicaragua. Anteriormente también responsabilizó a Ortega por la violencia en Nicaragua.

Nicaragua vive una crisis que hoy cumple dos meses y que ha dejado a más de 200 personas muertas, miles de heridos y cientos de arrestados.

Con el avanzar de los días, en todo el país se han instalado barricadas y tranques. Muchos protestantes sostienen que son una forma de protección ante la presencia de civiles armados, quienes han matado a varias personas.

Por la crisis en Nicaragua también se impulsa un diálogo nacional, que busca una solución.

Los organismos internacionales y locales defensores de los derechos humanos han apuntado al Estado como el responsable de reprimir las protestas y han pedido al gobierno de Ortega suspender este tipo de actos.