•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica suspendió hoy las mesas de trabajo en el diálogo de Nicaragua, luego de que el gobierno no mostrara las copias de las cartas (y el recibido) que debió enviar a la CIDH, ONU y Unión Europea, como se acordó el pasado viernes en una sesión plenaria.

La información ha sido confirmada a El Nuevo Diario por Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) y uno de los representantes del sector privado en el diálogo de Nicaragua.

"El punto es que las comisiones se reanudan si ellos muestran las cartas", afirmó Chamorro.

La Alianza Cívica brindó una conferencia de prensa este lunes, dando a conocer un pronunciamiento, en el cual acusan al gobierno de "inclumplir nuevamente los acuerdos", por no enviar de inmediato las invitaciones a la CIDH, ONU y Unión Europea para ingresar a Nicaragua.

La invitación "es crucial para lograr que se detenga la represión y el derramamiento de sangre, y que se garantice una investigación independiente y la seguridad de las y los ciudadanos", señala el pronunciamiento de la Alianza Cívica.

Durante la sesión plenaria del pasado viernes en el diálogo nacional el Gobierno se comprometió a invitar de forma "inmediata" a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al Alto Comisionado para derechos humanos de la Organización de Naciones Unidas y a la Unión Europea.

En la sesión del diálogo en Nicaragua se acordó crear comisiones 3 por 3 para avanzar en los temas electoral y judicial. Orlando Valenzuela/END

Por tal motivo, este lunes, al instalarse las mesas de trabajo, la Alianza Cívica pidió copias de las cartas de invitación, pero ante la falta de los documentos, se suspendió la sesión.

Para este martes está convocada una sesión plenaria del diálogo en Nicaragua.

"Nosotros vendremos mañana, ellos (gobierno) tienen que presentar las cartas (de invitación a CIDH, ONU y Unión Euopea) y recibido de las invitaciones, esa es nuestra garantía de seguridad", declaró Sandra Ramos, miembro de la Alianza Cívica.

"La garantía (para trabajar) es que muestren las cartas enviadas y el recibido, nosotros no vamos a poner en riesgo al pueblo de Nicaragua, agregó Ramos.

El comunicado

En un comunicado, la Alianza Cívica acusó al gobierno de Nicaragua de mantener una "continua represión e intimidación en contra del pueblo de Nicaragua... aumentando cada día el número de muertos y heridos”.

Agregan que ante las "reiteradas muestras de falta de voluntad del gobierno para cesar la represión y de las fuerzas parapoliciales", han decidido suspender este lunes las mesas de trabajo.

El pronunciamiento ha sido leído por Carlos Tünnermann.

La Alianza Cívica mantuvo que la "condición indispensable para seguir dialogando" es que el gobierno muestre las cartas enviadas a la CIDH, ONU y Unión Europea.

Al centro, Juan Sebastián Chamorro, en la sesión plenaria del diálogo el viernes. Orlando Valenzuela/END

En su comunicado, la Alianza Cívica ratificó su respaldo a la Conferencia Episcopal y se comprometen al diálogo como única forma de poner fin a la represión.

"Las tres mesas de trabajo tomamos la decisión de levantarnos, porque queremos las copias de las cartas recibidas, no (solo) enviadas, sino recibidas", dijo Juan Sebastián Chamorro.

La Alianza Cívica sostiene que el envío de las cartas a la CIDH, ONU y Unión Europea son clave porque esperan que con la presencia de estos organismos en Nicaragua se acabará la represión.