•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los obispos dijeron hoy que hasta que el gobierno de Nicaragua presente las copias de las invitaciones a la CIDH, ONU y Unión Europea para que ingresen a este país, convocarán al diálogo nacional, dejando así en suspenso la sesión que estaba prevista para este martes.

En un comunicado emitido esta tarde, la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), que actúa como mediadora y testigo en el diálogo nacional, dijo que ha pedido al gobierno "enviar urgentemente y a la mayor brevedad posible la invitación oficial y formal al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y a la Unión Europea".

La misma medida han solicitado los obispos al gobierno respecto a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), que enviará asesoría técnica.

"Cuando el gobierno de la república nos envíe las copias de estas invitaciones y los organismos internacionales nos transmitan la recepción de dichas invitaciones, estaremos haciéndolas del conocimiento de la comunidad nacional e internacional, para convocar inmediatamente a las Mesas de Trabajo y, consecuentemente, a la Mesa Plenaria del Diálogo Nacional", indicaron los obispos.

Hoy las tres mesas de trabajo conformadas en el diálogo nacional (una electoral, otra de justicia y la tercera de verificación y seguridad), suspendieron sus sesiones, en vista de que la Alianza Cívica no recibió las copias físicas de las invitaciones que el gobierno debió mandar a la ONU, CIDH y Unión Europea.

El pasado viernes en el diálogo nacional, el gobierno y la Alianza Cívica (empresarios, universitarios, sociedad civil y campesinos) firmaron un acuerdo según el cual el mandatario Daniel Ortega invitaría a la CIDH, ONU y Unión Europea para respaldar en el proceso de democratización y pacificación de Nicaragua.

La última sesión del diálogo nacional fue el pasado viernes. Orlando Valenzuela/END

Además, el convenio incluía empezar a crear un mecanismo para desmontar los más de 100 tranques que hay en toda Nicaragua.

Pero hoy, cuando se iban a instalar las tres Mesas de Trabajo, la Alianza Cívica criticó que el gobierno no ha mostrado que giró las invitaciones, por lo que se suspendieron las sesiones.

Según el comunicado de los obispos, la Mesa de Trabajo Electoral se suspendió formalmente a la 12:20 del mediodía; la Mesa de Trabajo Judicial lo hizo a la 11:20 am y la Comisión de Verificación y Seguridad a la 12 del mediodía.

En una conferencia de prensa, la Alianza Cívica acusó al gobierno de incumplir con el convenio.

Para mañana estaba previsto que se realizara una nueva sesión plenaria del diálogo nacional.

Pero ante el impasse, los obispos han dicho que hasta recibir las copias de las invitaciones a la CIDH, ONU y Unión Europea convocarán a las Mesas de Trabajo y luego al diálogo nacional.

La posición del gobierno

En un comunicado, el gobierno indicó que en las tres mesas de trabajo, hoy plantearon su "gravísima preocupación por la trágica escalada de violencia que sufre el pueblo nicaragüense, y que las familias de nuestro país denuncian y condenan, consternados e indignados por el drama que viven, con todos los crímenes de odio, que se cometen a diario".

En esa línea, agregan que pra el gobierno la prioridad es garantizar la "seguridad, cese de toda violencia, paz, y reconciliación", por lo que su enfoque está en "alcanzar acuerdos verificables" sobre esos temas y que sean "aplicables de inmediato".