•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Estados Unidos defendió este lunes que la convocatoria de elecciones anticipadas en Nicaragua puede representar “un camino constructivo” para superar la crisis sociopolítica que ha dejado ya cerca de 200 muertos en ese país centroamericano.

“Observamos el clamor generalizado entre los nicaragüenses de unas elecciones anticipadas. Estados Unidos cree que las elecciones anticipadas representan un camino constructivo”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, en un comunicado.

Además de la defensa de los comicios, EE.UU. urgió al Gobierno de Daniel Ortega el “pleno cumplimiento” del acuerdo alcanzado la semana pasada con la oposición para invitar a comisiones de la Organización de Estados Americanos (OEA), Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE).

“EE.UU. sabe que el Gobierno de Nicaragua ha aceptado otra visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y recomienda que empiece de inmediato”, dijo Nauert.

Portavoz del departamento de estado, Heather Nauert. Archivo\END

La portavoz de la diplomacia exterior estadounidense aprovechó su pronunciamiento para volver a condenar la violencia “patrocinada por el Gobierno” en Nicaragua, especialmente un incendio de una casa que también funcionaba como negocio en el que este sábado murieron seis personas en Managua.

“Los ataques y las amenazas contra manifestantes pacíficos y la población general son inaceptables, y deben cesar”, dijo Nauert.

La Conferencia Episcopal de Nicaragua ya propuso a principios de mes a Ortega adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo de 2019, sin que en ellas sea posible su reelección, con el fin de superar la crisis que atraviesa el país.

Por su parte, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, también defendió en mayo que la solución a la crisis en el país centroamericano “deben ser elecciones lo antes posible”.

Mike Pence pide terminar con la violencia

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, exigió al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, “terminar ahora” con la “espiral de violencia” que ha costado desde el 19 de abril la vida a más de 200 personas, incluido un ciudadano estadounidense.

“Esto debe terminar y debe terminar ahora”, sentenció Pence en un discurso sobre Nicaragua, el pasado 14 de junio y divulgado este lunes.

El vicepresidente de Estados Unidos señaló al gobierno nicaragüense de ser el responsable de una “espiral de violencia” y de reprimir de “forma brutal” las manifestaciones de miles de personas que han pedido cambios democráticos.

Además, Pence sostuvo que lídere

“En nombre del presidente Donald Trump, llamamos a Daniel Ortega a terminar los crímenes de su gobierno y dar respuestas a las peticiones de la nación por democracia y derechos humanos. Ha llegado la hora de terminar con los ataques a los protestantes y ha llegado la hora de dar al pueblo de Nicaragua el futuro de libertad que merecen”, declaró Pence.

Esta no es la primera vez que Pence aborda la crisis de Nicaragua. Antes también responsabilizó a Ortega por la violencia en Nicaragua.