•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En algunos barrios de Managua los pobladores aún mantienen barricadas en las principales vías de acceso por temor a ser atacados por policías que se movilizan en camionetas con civiles armados. 

Frente a la casa donde seis miembros de una misma familia fueron calcinados en un ataque armado, en el barrio Carlos Marx, la calle permanecía bloqueada este lunes. 

Los manifestantes colocaron tres cisternas de la Alcaldía de Managua y un contenedor de basura que estaban quemadas y desmanteladas, lo que obstaculiza la circulación de vehículos en el sitio. 

Pobladores montaron adoquines en las vías internas de los barrios para protegerse de turbas.  Bismarck Picado\END

Cerca de ese lugar, también hay una unidad de bus quemada y los restos de la infraestructura de un parque bloqueando la calle. 

Con el tráfico lento, vehículos livianos y pesados se hacían camino este lunes sobre andenes y bulevares para poder atravesar las vías, tanto dentro de los barrios como en los sectores principales.  

En las últimas semanas, grupos de civiles armados afines al Gobierno, que se movilizan en motocicletas y camionetas doble cabina, han causado pánico en distintos puntos de la capital.  

En algunos barrios, la circulación es posible únicamente a pie o en motocicletas.  Bismarck Picado\END

Armados asedian

El pasado lunes, esos sujetos armados y agentes de la Policía Nacional habían desmantelado las barricadas que pobladores de barrios orientales, como El Edén, Larreynaga y El Paraisito habían colocado para repeler estos ataques, que usualmente tienen lugar en horas de la noche y la madrugada. 

Ese día se reportaron allanamientos y detenciones ilegales para las personas que participaban en las manifestaciones. 

Posteriormente, los habitantes de estos barrios orientales denunciaron la presencia de civiles armados rondando las calles, por lo que las barricadas no fueron levantadas nuevamente. 

Sin embargo, en las zonas aledañas a la rotonda La Virgen, los pobladores mantienen las barricadas en las carreteras por protección.

Comerciantes han obstaculizado los accesos al mercado por temor a saqueos. Bismarck Picado\END

En barrios como Villa Progreso, Bello Horizonte, colonia 9 de Junio y Villa Miguel Gutiérrez, los tranques hechos de adoquines y ramas de árboles se mantienen, mientras que en la zona del mercado Iván Montenegro, los comerciantes y habitantes de las cercanías no habían desmontado hasta este lunes las barricadas que instalaron para protegerse de ataques armados y saqueos a los establecimientos. 

A pesar de las dificultades en el transporte público y particular, la mañana de este lunes había afluencia de compradores en este centro de compras, cuyas entradas aún están obstaculizadas con adoquines, ramas y troncos de árboles.