•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El embajador de Estados Unidos ante la OEA, Carlos Trujillo, confirmó hoy que se reunirá con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega y agregó que su misión es tratar de ayudar a la pacificación de este país, donde una crisis que comenzó el pasado 18 de abril ha dejado a más de 200 personas muertas de forma violenta.

Trujillo, quien hoy llegó a Managua, se reunió con representantes de la Alianza Cívica y tras la cita dijo que es importante lograr la paz en Nicaragua.

Consultado sobre una reunión con el presidente de Nicaragua, Ortega, respondió: "Sí, tenemos eso en cuenta".

Esta tarde, el diplomático indicó que en las primeras reuniones "hemos tenido buenas conversaciones con la sociedad civil".

Y remarcó: "Queremos pacificar Nicaragua y que haya paz en Nicaragua".

Por su parte, Carlos Tünnermann, integrante de la Alianza Cívica, indicó tras la reunión con Trujillo que expresaron la urgencia de que se detengan los actos de represión en Nicaragua.

"Hoy, mientras conversábamos con él (Trujillo) le dijimos que la ciudad de Masaya estaba siendo atacada por paramilitares y que lo primero que hay que hacer en este momento es detener la represión", manifestó Tünnermann. 

Trujillo ha sido recibido esta mañana en Managua por la embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu.

Un comunicado de la embajada de Washington en Managua explica que la presencia de Trujillo es para conocer de primera mano sobre la crisis en Nicaragua, previo a  la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA sobre Nicaragua, donde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentará un informe.

Carlos Trujillo sostiene reuniones con los participantes en el diálogo de Nicaragua. Archivo/END

En su agenda, Trujillo incluye reuniones con las partes involucradas en el diálogo que lidera la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

Este diálogo, por el momento, ha vuelto a ser suspendido, pues la CEN pide al gobierno de Nicaragua mostrar las copias del recibido a las cartas enviadas a la CIDH, ONU y Unión Europea para que visiten este país para ayudar a resolver la crisis.