•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exembajador del gobierno de Daniel Ortega ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza, Carlos Robelo Raffone, indicó que la próxima semana expondrá la deplorable situación de los derechos humanos en el país ante el Consejo de Derechos Humanos de ese organismo, con el objetivo de que este organice una “sesión especial para abordar el tema de Nicaragua”.

Robelo Raffone informó a El Nuevo Diario que desde abril del año 2008 fue nombrado embajador extraordinario y plenipotenciario ante la ONU en Ginebra; pero abandonó el cargo en junio del 2015, “porque la situación del país se descomponía al pasar de los años, se venía quebrando cada año más y el régimen de Ortega se volvía totalmente dictatorial”.

“Denunciaré lo que está pasando, la violación de los derechos humanos y que se ha instaurado una dictadura con todas las consecuencias del caso. El secretario ejecutivo de la CIDH (Paulo Abrão) estará presente en Ginebra la próxima semana y también me reuniré con él, ambos participaremos en un foro”, añadió.

Desde el lunes pasado se realiza en Ginebra el 38 período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Aunque Robelo Raffone ya no tiene un cargo oficial, dijo que hizo las gestiones para hablar en la asamblea.

Tema de crisis

“No deben olvidar que he servido al país durante 8 años en Ginebra.  Hay dos formas para que uno pueda hablar en la sesión: una  es buscar un país amigo del pueblo nicaragüense que pueda prestar la silla. La segunda opción es que una oenegé te pueda  apoyar en esta lógica, prestándote la silla para hacer la presentación y eso lo tengo resuelto, por eso estaré en Ginebra”, expresó.

El exembajador tomará la palabra “en la segunda semana como parte del punto cuatro del programa de sesiones, donde se aborda todo lo relativo a la crisis de países, es el único punto donde efectivamente se puede aportar el tema de la crisis nicaragüenses”, explicó.     

“Es importante dar voz al pueblo nicaragüense, en este caso se hará  en un foro muy importante para que todo el mundo conozca la crisis nicaragüense y para que la presión internacional contra el gobierno de Ortega se haga cada día más fuerte.  La situación de Nicaragua necesita ser tratada en una sesión especial en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU”, recalcó Robelo.

“Para obtener una sesión especial se necesita la mitad de más uno de los miembros permanente del Consejo de Derechos Humanos, estoy trabajando en eso, son 47 los miembros del Consejo, sacando el cálculo son 24 votos los requeridos. Si se logra una votación favorable; la sesión especial se puede hacer en unos 15 días”, añadió Robelo.