•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La ciudad de Masaya sufre este jueves un nuevo ataque por parte de policías y civiles armados, en un nuevo intento de retomar el control de la localidad que se declaró en rebeldía al gobierno de Daniel Ortega.

El secretario de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPD), Álvaro Leiva, denunció que hay un uso de la fuerza "de manera desproporcionada" y que están siendo empleados fusiles AK 47 y otras armas de guerra. 

Lea: Dialogo de Nicaragua se reanudará después de que CIDH presente informe ante OEA

Según Leiva, el ataque de esta mañana ha dejado al menos tres personas fallecidas.

El cardenal Leopoldo Brenes y monseñor Silvio Báez, están viajando a la ciudad de Masaya, con el objetivo de acompañar al pueblo e intentar detener la represión. Representantes de la alianza cívica también acompañan a los curas. 

Masaya sangra, pero no se rinde

El dirigente estudiantil Cristian Fajardo, del Movimiento 19 de Abril, dijo que se escucharon detonaciones de armas de fuego en el norte de la ciudad por donde "avanzan unos 500 hombres encapuchados y fuertemente armados".

La población se mantuvo encerrada en sus casas mientras antimotines y hombres encapuchados y armados recorrieron las calles disparando y quitando las barricadas, según videos mostrados en la televisión.