•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una delegación del Movimiento Madres de Abril y Mayo acudió la mañana de este jueves a las afueras de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en apoyo a las decenas de madres que permanecen esperando la liberación de los detenidos desde hace más de una semana.

“Estamos aquí para darles apoyo moral y espiritual, para que sepan que no están solas y que todos demandamos justicia”, expresó a las mujeres Yader Parajón, hermano de uno de los fallecidos en las protestas y miembro del movimiento, que también aglutina a hermanos y esposas de las víctimas. 

Con pancartas y rótulos, el grupo de mujeres se unió a las madres frente al portón principal de la DAJ al coro de “las madres no se rinden, ¡exigen justicia!” frente a los agentes policiales apostados en la entrada, para demandar una vez más la liberación de los detenidos, quienes habrían sido capturados por fuerzas policiales desde la semana pasada en distintos puntos de la capital.

Al lugar también acudieron líderes religiosos de las iglesias católicas y evangélicas a realizar jornadas de oración para apoyar a las mujeres. 

Abogadas de la Unión Nacional de Abogados y Notarios Públicos de Nicaragua (Unanic) indicaron que en las últimas semanas se han tramitado unas 70 órdenes de liberación de presos, pero que hasta ayer tres madres estaban a la espera de la entrega de sus familiares.

Organismos de derechos humanos con presencia en Nicaragua habían contabilizado hasta este martes que entre 35 y 40 personas aún se encontraban detenidas dentro de esta cárcel.