•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

EL Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, solicitó al Gobierno de Nicaragua apoyar a los obispos de la Conferencia Episcopal, para frenar represión en Masaya. 

“Exigimos se frene inmediatamente la represión en el pueblo indígena de Monimbó ubicado en Masaya. Solicitamos al Gobierno de Nicaragua apoyar a los obispos que buscan la pacificación de la ciudad”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter.

Lea: Pobladores de Masaya salen a las calles para recibir a obispos

Los obispos representantes de la Conferencia Episcopal viajaron la mañana de este jueves junto a miembros de la Alianza Cívica, para intentar mediar y poner fin a la represión que sufre Masaya, en especial Monimbó. 

Masaya sufrió la mañana de este jueves un nuevo ataque por parte de policías y civiles armados que dejó al menos tres fallecidos, en un nuevo intento de retomar el control de la localidad que se declaró en rebeldía al gobierno de Daniel Ortega.

Masaya sangra, pero no se rinde

El cardenal Leopoldo Brenes, monseñor Silvio Báez y el nuevo nuncio apostólico en Nicaragua, Stanislaw Waldemar Sommertag, hacen un recorrido por las calles de Masaya y se trasladan a Monimbó. 

A la llegada de los religiosos, la población salió de sus casas y se arrodilló en las aceras mientras ondeaban banderas de la iglesia católica y de Nicaragua. 

Masaya entierra a sus muertos mientras resiste el asedio del gobierno nicaragüense

Representantes de la iglesia católica de Nicaragua también hicieron este jueves una jornada de oración, especialmente por Masaya y Carazo, dos de las ciudades más golpeadas por la represión.