•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras la sesión extraordinaria que sostendrá este viernes el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA), sobre la situación en Nicaragua, una abogada especialista en derecho internacional y un exdiplomático esperan que los Estados miembros de la OEA y su secretario general, Luis Almagro, emitan conclusiones “contundentes” sobre la crisis sociopolítica que vive el país centroamericano.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) tiene tres grandes expectativas, sobre esta reunión en la OEA: las conclusiones de la CIDH, conocer la postura de Almagro sobre la situación en Nicaragua y enterarse de las reacciones de los Estados miembros, manifestó Marcia Aguiluz, directora de programas para México y Centroamérica del Cejil.

La sesión extraordinaria en la OEA iniciará a las 8:00 a.m. hora de Nicaragua, con la presentación del informe final de la CIDH. Archivo\END

Allí se conocerá el informe final de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre su visita “in loco” a Nicaragua, del 18 al 21 de mayo.

En la sesión estarían presentes el canciller de Nicaragua, Denis Moncada; el representante permanente de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, quien visitó Managua esta semana para reunirse con diversos sectores; y los representantes permanentes de todos los Estados ante ese organismo.

Nicaragua cumplió dos meses de estar sumida en una crisis sociopolítica que ha dejado más de 200 muertos y, al menos, 2,400 heridos producto de la represión hacia manifestantes que exigen justicia y democracia.

La imagen de la OEA

“Por una parte, esperaríamos que la CIDH valide los hallazgos y las conclusiones a las que llegó el 21 de mayo. En ese sentido, esperaríamos que el informe sea contundente respecto de las graves violaciones de derechos humanos que se han venido cometiendo en Nicaragua y también de la responsabilidad del Estado sobre estas violaciones de derechos humanos”, expresó Marcia Aguiluz.

La abogada explicó que también hay gran “expectativa” por conocer cuál es la posición de Almagro, luego de conocer el informe de la CIDH, puesto que el secretario general de la OEA ha sido criticado por no tener una postura de condena contra la represión a las manifestaciones cívicas.

Con esto último coincidió el excanciller Francisco Aguirre Sacasa, al advertir que “sería un golpe para la imagen de la OEA” si Almagro “no reconoce que la causa de la violencia en Nicaragua es la represión gubernamental”.

“Almagro ha mantenido en su discurso que ambas partes (protestantes y Gobierno) son los responsables del derramamiento de sangre en nuestro país. La OEA tiene que ganarse la confianza del pueblo de Nicaragua. Mañana (hoy) podrá continuar ganándose esa confianza el señor Luis Almagro o continuará siendo visto como parte del problema”, opinó Aguirre, exembajador de Nicaragua en Washington.

Dijo que será de suma importancia la postura de los Estados miembros sobre el informe de la CIDH y que el embajador Trujillo tendrá un papel destacado.

“Él va a poder abogar de una manera bien fundamentada sobre lo que pasa en Nicaragua, va a poder tener un involucramiento más beligerante en la OEA sobre Nicaragua”, explicó Aguirre Sacasa sobre Trujillo, quien estuvo de visita en Managua esta semana.

Aunque el excanciller considera que en la sesión de hoy no se emitirá una resolución condenatoria a la represión en Nicaragua, el hecho de haber convocado a una reunión extraordinaria para escuchar el informe final de la CIDH “es un tremendo adelanto” y se está poniendo en la mesa el tema “para poder llegar a la aplicación de la Carta Democrática Interamericana”.

Agenda

La sesión extraordinaria en la OEA iniciará a las 8:00 a.m. hora de Nicaragua, con la presentación del informe final de la CIDH.

Después, el Departamento de Cooperación y Observación Electoral de la OEA hará una presentación sobre la implementación de las recomendaciones sobre el sistema electoral de Nicaragua.

Para finalizar, los Estados miembros tendrán la oportunidad de expresar sus comentarios sobre ambas presentaciones.

Amnistía Internacional denuncia escalada de represión

Amnistía Internacional (AI) señaló este jueves que en Nicaragua se ha “intensificado” la represión estatal y la violencia en las últimas semanas, a pesar de los “múltiples esfuerzos” realizados por la sociedad civil que participa del diálogo nacional y los llamados de organismos internacionales “para detener las graves violaciones a derechos humanos cometidas por agentes estatales y grupos armados afines”.

“El recrudecimiento de los ataques en contra de la población civil por parte de agentes del Gobierno y grupos parapoliciales que actúan con su aquiescencia en los últimos días, demuestra la simulación y falta de compromiso por parte del presidente (Daniel) Ortega”, dijo Erika Guevara Rosas, directora para las Américas de AI, en un comunicado.

AI enfatizó que se han incrementado las detenciones ilegales a manos de grupos de particulares, así como la práctica de detener arbitrariamente a personas en el marco de las protestas por parte de fuerzas de seguridad del Estado.

Además, los mecanismos de monitoreo que AI tiene instalados para el país constatan que en las últimas semanas las atenciones por heridas de arma de fuego se han incrementado y que las atenciones por heridas de bala de goma han sido “casi inexistentes”.

“El gobierno del presidente Ortega debe ordenar de forma inmediata el cese a la represión, el apego irrestricto de la Policía Nacional y sus cuerpos antimotines a las normas internacionales sobre el uso legítimo de la fuerza, así como el desmantelamiento de los grupos parapoliciales”, insistió la organización humanitaria, que considera “indispensable” que el Estado nicaragüense “cumpla con sus obligaciones internacionales de protección de los derechos humanos” de sus ciudadanos.