•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Las liberaciones fueron fruto de una reunión que sostuvo el jueves en Masaya una comitiva de obispos católicos con el subdirector de la Policía, Ramón Avellán, quien se comprometió también a cesar hostigamientos en la Ciudad de Las Flores. 

Esa ciudad de artesanos y agricultores ha sido la más golpeada por la represión de policías y civiles armados, luego de que se declarara en rebeldía. Este viernes Masaya permanecía en relativa calma.

Muy emocionados se mostraron los familiares luego de ver salir a sus parientes detenidos por la Policía durante esta semana en esta ciudad. La gestión humanitaria las realizaron la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) y el párroco de la iglesia San Miguel, Edwin Román.

Iglesia: “Ni un muerto más”

Álvaro Leiva Sánchez, dijo que los acercamientos entre el jefe de la Policía, el Comisionado Ramón Avellán, los obispos y la ANPDH rindieron sus frutos porque lograron liberar a diez personas, cuyos familiares llegaron a recibirlos a la salida de la estación policial de Masaya.

Encapuchados fuertemente armados custodian varias vías de acceso a las ciudades. En los pueblos, barricadas de adoquines son custodiadas por pobladores armados con morteros artesanales.

Uno de los jóvenes detenidos expuso ante los medios de comunicación, que fueron detenidos sin ninguna razón porque el martes pasado andaban realizando unos mandados con amigos.

En la última semana aumentaron las incursiones de policías y civiles encapuchados y armados en ciudades como Estelí, Granada y Carazo. En León había este viernes camionetas con policías y parapoliciales en varios sectores, con palas mecánicas para levantar bloqueos.

Policía promete a obispos parar represión

Encapuchados fuertemente armados custodian varias vías de acceso a las ciudades. En los pueblos, barricadas de adoquines son custodiadas por pobladores armados con morteros artesanales.