•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para cuando los obispos Leopoldo Brenes y Silvio José Báez llegaron a Masaya junto con el nuncio apostólico Waldemar Stanilaw y un grupo de sacerdotes, el operativo represivo ejecutado por antimotines y parapoliciales  ya había causado siete muertes, según un informe preliminar de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

 OEA pide anticipar elecciones

Las víctimas durante el ataque represivo registrado en las primeras horas del miércoles fueron identificadas como Pedro Antonio Silva, Iván Orozco Hernández, Josué Narváez, José Jarquín López, Jorge Palacios, Francisco Moraga y Manuel Salvador López Romero,  confirmó el director ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva.

Ejecutado en Las Flores

Según el organismo humanitario, Pedro Antonio Silva habría sido la primera víctima de la operación policial para “limpiar” Masaya.  “Él fue ejecutado en el sector de la rotonda Las Flores, cuando se dirigía a realizar una diligencia personal”, aseguró Leiva.

Sepelio de Pedro Antonio Silva .

El hombre caminaba por la rotonda Las Flores cuando los antimotines atacaron a los pobladores que permanecían atrincherados. Silva recibió un tiro en la pierna y estando de rodillas alzó sus manos en señal de indefensión, pero un antimotín se le acercó y le descargó cuatro tiros.

“Él venía de norte a sur, de la rotonda hacia Catarina, y entonces le dispararon, cuando a él le disparan, corre un poquito y cae boca abajo por un árbol, luego que lo patean, y viene un antimotín y le dice que levante las manos, y levanta las manos. ‘¿Qué es lo que hacés?’, le pregunta y le pega un par de plomazos. El policía vuelve a ver hacia los lados y le disparó dos balazos más, luego de eso, vino otro antimotín, y se lo llevo así arrastrado, y lo tiraron a una camioneta del Ministerio de Salud”, narró su esposa Argentina Ñamendy.

 Liberan a 25 detenidos en Managua y Masaya

El cuerpo de Pedro Antonio Silva apareció en el Instituto de Medicina Legal (IML), en donde este viernes fue identificado por sus familiares.

“Confío en que el poder sobrenatural de Dios que nos libere de este señor (presidente Daniel Ortega) porque no hay justicia en este país”, dijo la mujer con quien la víctima procreó cuatro hijos.

Otra de las víctimas fue Manuel Salvador López Romero, de 31 años, quien recibió un tiro en el estómago que le causó serios daños en órganos vitales. Murió en el quirófano de un centro asistencial.

Se conoció que López Romero  fue herido mientras defendía una barricada en la ciudad de Masaya.

Otro muerto en Estelí

En la norteña ciudad de Estelí se reportó la muerte del autoconvocado Sergio Arróliga quien fue baleado en un tranque que defendía en la entrada sur de la ciudad.

 Fitch degrada calificación de Nicaragua

Álvaro Leiva  director  ejecutivo de la ANPDH, confirmó el deceso de Arróliga en un hospital de Estelí del país después de 24 horas de agonía.