•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A raíz del último ataque violento registrado en Masaya, ciudadanos autoconvocados de otros municipios decidieron reforzar y levantar más barricadas para protegerse.

En Diriamba, Carazo, la mañana del viernes amanecieron más barricadas. Tal es el caso del barrio Hermanos Molina, donde colocaron un tranque con adoquines para evitar ataques de antimotines y civiles armados pro gobierno.

 Despiden a universitario asesinado por encapuchados

“Queremos denunciar que han venido varias personas en motos a tomar fotos a las barricadas y a los pobladores que las cuidamos. Aquí en Diriamba todo el mundo se conoce y es el pueblo el que está levantando las barricadas; luego que todo esto finalice, nosotros mismos vamos a volver a poner los adoquines en su lugar”, expresó una pobladora que pidió el anonimato.

En el barrio La Libertad, al sur de la ciudad, colocaron 15 barricadas y organizaron tareas de vigilancia. “No vamos a permitir que nadie venga a quitarlas, estos muros de adoquines nos sirven como seguridad ante una balacera. Además que aquí todo ha sido pacífico y si los armados entran ahí si se va a armar la robadera, el saqueo, las muertes”, dijo una diriambina.

Vías de chontales bloqueadas

En Chontales persisten los tranques en El Coral, San Pedro de Lóvago, en el Empalme de Lóvago, La Curva, Cuapa, Santo Domingo y Juigalpa.

 Fitch degrada calificación de Nicaragua

En la salida Juigalpa- Managua los autoconvocados estaban dejando pasar vehículos cada media hora.

Ciudadanos autoconvocados decidieron reforzar y levantar más barricadas para protegerse.

En el municipio de Camoapa, Boaco, en el salón Parroquial Medalla Milagrosa y la Parroquia San Francisco de Asís, fueron establecidos centros de acopio de víveres e insumos médicos para los autoconvocados. 

(Con la colaboración de Tania Narváez, Mercedes Sequeira y Auxiliadora Martínez)