•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Teyler Leonardo Lorío Navarrete, de 14 meses de edad, iba en brazos de su padre cuando recibió un disparo en la cabeza.

“Fue la policía”, repetía desconsolada Karina Alejandra Navarrete Sánchez junto al cuerpo de su pequeño.

 Fotos: Civiles encapuchados y armados atacan a estudiantes de la UNAN Managua

Karina, de 27 años, relató que a eso de las 7 de la mañana caminaba con su esposo y su hijo detrás del colegio de primaria Américas 1, rumbo a la casa de su suegra, y no percibieron señales de peligro. Por ahí pasaban cada día.

En la zona no había enfrentamientos, por lo que sospechan que el ataque fue dirigido. El niño recibió un disparo certero en la cabeza, denunciaron.

“En la esquina, la Policía vestida de civil nos comenzó a rafaguear y ahí le dieron un impacto de bala en la cabeza a mi hijo. Era la Policía, porque son los únicos que andan armados”, argumentó Karina.

“Exigimos al Gobierno que investiguen y que den con el responsable de la muerte de mi hijo. Aunque no tengo esperanzas de la justicia terrenal, pero de la divina no podrá escapar (el responsable)”, sentenció la joven madre.

El niño ensangrentado

Cuando Teyler fue herido, Karina y su esposo corrieron desesperados pidiendo auxilio. “En medio de las balas caminamos de las Américas 1 hacia las Américas 3, donde logramos abordar una moto, que nos ayudó y nos trasladó al hospital Alemán Nicaragüense, pero allí me dijeron que había llegado muerto”, recordó entre lágrimas.

“Me dijeron que iba muerto, pero cuando entré (a emergencias) lo tenían con suero. ¿Si iba muerto, no tenían por qué ponerle nada?”, cuestionó Karina.

 Obipos piden a Daniel Ortega responder a propuesta de adelantar elecciones

También denunció que aunque en el epicrisis emitido por el Hospital Alemán Nicaragüense se indica como causa de muerte herida por arma de fuego en el cráneo, primero le colocaron un brazalete en el que se leía que murió por “herida por arma blanca” y luego les entregaron otro documento indicando como causa de muerte “sospecha de suicidio”.

Los familiares del niño Teyler Leoneardo Lorío Navarrete lamentan su muerte en el Día del Padre. Foto: Bismarck Picado/END.

En horas de la noche, una doctora identificada como Tammy Tijerino, a través de un video divulgado en redes sociales, aseguró que ella atendió el caso y realizó los trámites forenses, donde se establece como causa de defunción  “Otras muertes en las que no existe claridad sobre su causa”.

El bebé falleció por herida de arma de fuego, reclamó la madre. “No es posible que un niño de 14 meses manipule un arma, cuando con costo sostiene su biberón”, reprochó Karina.

 Ataques en Managua, Masaya y León dejan al menos siete muertos

En horas de la tarde, Nelson Gabriel Lorío Sandoval, de 33 años, llegó a la vela de su hijo que se ealizó en la colonia Villa San Jacinto, aún con su vestimenta ensangrentada. “Hoy, en el día del padre le dispararon a mi hijo”, recriminaba.

Los funerales se realizaran este domingo en el cementerio Milagros de Dios, en la capital. 

Fue un niño deseado

Dolor • Teyler Leonardo Lorío Navarrete nació el 7 de abril del 2017 a las 4:15 de la tarde en el hospital Monte España de Managua. Sus padres recuerdan que lo esperaban “con ansias”, pues ya eran padres de una niña.

Su papá lo llamaba Leonardito. “Mi bebé todavía no caminaba, pero ya se paraba solito, no logró dar su primer paso, era bien cariñoso con nosotros pero era más pegado con mis padres”, relató apesarado Nelson Gabriel Lorío Sandoval.

 Banpro suspende servicios en cuatro sucursales de Managua

Desde los 40 días de nacido el pequeño quedaba bajo el cuido de los abuelos paternos, quienes se encuentran destrozados. “Como los papás trabajaban, el niño pasaba con nosotros todo el día y por la tarde lo pasaban llevando. Ya comía, decía mamá, papá y andaba gateando por toda la casa, pero se quedaba quieto cuando veía los muñecos de la Pandilla canina”, contó el abuelo Jaime Eduardo Lorío, de 71 años.

“¿Qué regalo nos está dando este gobierno? El Día de las Madres murieron varios jóvenes masacrados y hoy, Día del Padre, lo mismo, incluyendo a mi muchachito de 14 meses”, lamentó el abuelo.

“Mi niño era precioso, lindo, se ponía su manito en la cabecita y decía ‘¡e pan!’, y cuando hablaba por teléfono con el papá solo ¡e pan! le decía, porque le gustaba mucho el pan”, recordó la abuela Martha Adilia Sandoval, de 65 años.