•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal Leopoldo Brenes y monseñor Rolando Álvarez viajarán este martes a Roma para reunirse con el papa Francisco, donde abordarán en una audiencia privada la crisis en Nicaragua y el papel de la Iglesia Católica.

La audiencia privada será el sábado, confirmó hoy monseñor Juan Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí.

Monseñor Bosco Vivas, de la Diócesis de León, quedará al frente de la Comisión de Mediacón y Testigo del diálogo nacional.

El jueves los obispos de la Conferencia Episcopal se reunirán con el Alto Comisionado para los derechos humanos de las Naciones Unidas.

La cita

Brenes, dijo la Conferencia Episcopal en un comunicado, participará en el consistorio cardenalicio convocado por el Santo Padre.

"Ambos (Brenes y Álvarez) aprovecharán para reunirse, en audiencia privada, en nombre de todos los obispos de Nicaragua, con el Vicario de Cristo, para reiterarle nuestra adhesión y fidelidad a su persona y magisterio, como pastor visible de la Iglesia Católica. En dicha audiencia, informarán al Santo Padre Francisco, la situación doliente y sufriente que vivimos los nicaragüenses y el impulso que le hemos dado al diálogo, en el que participamos a solicitud del gobierno y apoyados por la confianza de la población", indica un comunicado.

El papa Francisco recibió el año pasado a la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Archivo/END

Este lunes se instalaron en Managua las mesas del diálogo nacional, con la presencia de dos delegados de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH).

La crisis en Nicaragua, que comenzó el pasado 18 de abril, ha cobrado más de 200 vidas.

Ayer mismo, el cardenal Brenes dijo que el Papa Francisco expresa interés por la situación en Nicaragua y los avances del diálogo.

El año pasado la Conferencia Episcopal de Nicaragua se reunió en el Vaticano con el papa Francisco.

Este lunes, en tanto, se reportaban muertes en Nagarote, y Estelí, y ayer en Tecolostote, Tipitapa y Jinotepe.