•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional liberó ayer  a 14 jóvenes, de un total de 20, que fueron capturados en operativos nocturnos realizados el sábado y domingo pasado. Los detenidos en esos dos días  fueron trasladados hasta la estación policial ubicada en la carretera Granada-Nadaime.

Según algunos jóvenes, los antimotines los capturaron sin existir ninguna orden, ni delito, ni denuncia previa. Además denunciaron que fueron intimidados con armas, sometidos a interrogatorios  y aislamientos.

Roberto Aragón, párroco de la iglesia de Xalteva, informó  que  “los padres de estos jóvenes nos fueron avisar de lo sucedido;  nos informaron que los habían sacado de sus casas y se los habían llevado injustamente; ante la solicitud decidimos proceder a ayudar para llegar a acuerdos con el mayor Alejandro Ruiz, jefe de la delegación”.

El párroco, aseguró que “14 jóvenes fueron puestos en libertad, los otros  seis no estaban dentro de la lista, creemos que algunos se cambiaron el nombre, pero la Iglesia Católica continúa realizando gestiones a favor de la integridad y la seguridad humana” de las personas.

Golpeados 

Varios de los jóvenes detenidos confirmaron que fueron golpeados y desnudados, además se les rapo la cabeza, se les mantuvo aislados y no se informó  a sus familiares a la cárcel que fueron enviados.

“Cuando entramos ahí (a la cárcel), nos golpearon, nos decían que eso nos sucedía por andar en las calles, que seguro andábamos defendiendo las barricadas porque  estábamos en contra del Gobierno”, relató una de la víctimas, quien prefirió omitir su nombre.