•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica propuso hoy ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) impulsar el desarme de los parapolicías, para evitar más muertes en la crisis de Nicaragua.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), quien integra la Alianza Cívica, dijo tras un encuentro con la CIDH que plantearon sus prioridades, incluido el desarme de los civiles.

"El primer elemento es el cese a la represión, el segundo tema está vinculado a que las 15 medidas del informe de la CIDH sean implementadas y el tercer elemento es el desarme (de los parapolicías)", declaró Aguerri.

Las organizacoines de los derechos humanos, locales e internacionales, han denunciado los operativos de parapolicías en Nicaragua, quienes disparan a matar.

Para Aguerri, la presencia de la CIDH en Nicaragua representa "una gran ventaja".

"Que vean in situ quién es el que cumple y quién es el que no cumple, esa es la gran ventaja de tener a los organismos internacionales en el país, para que ellos den fe de quién dice la verdad y quién no dice la verdad", indicó Aguerri.

"La prioridad es el cese a la represión, el derecho a la vida, que no haya más muertos, que Nicaragua sea un país donde lo que impere es una realidad que no sea el salvajismo que estamos viendo", añadió.

En tanto, Sandra Ramos, otra miembro de la Alianza Cívica, reafirmó que la prioridad que han planteado a la CIDH es garantizar un cese a la represión y el desarme de los parapolicías.

Una crisis que comenzó el 18 de abril en Nicaragua ha dejado a 285 personas muertas, de acuerdo con un informe divulgado hoy por la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).