•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Marlene Alejo, Alicia Londoño y Juana Sotomayor, tres altas funcionarias de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) llegaron este martes a Nicaragua, luego de que el gobierno del presidente Daniel Ortega aceptara invitar al organismo, tras la presión ejercida en la mesa del diálogo nacional. 

“El objetivo de esta visita es mantener una presencia ‘in situ’ durante el tiempo que sea necesario, dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguridad del diálogo nacional, observar la situación de derechos humanos en el país y brindar asistencia en estrecha coordinación con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)”, informó la Oficina. 

 Campesinos controlan 163 tranques

Alicia Londoño y Juana Sotomayor llegaron enviadas por OACNUDH desde Ginebra, Suiza, mientras que Marlene Alejo, representante regional para América Central de ONU Derechos Humanos, llegó de Panamá y es quien encabeza la misión. 

“Esta es una misión especial de alto nivel, son dos funcionarias que llegaron directamente de Ginebra y una de la oficina para América Central, ubicada en Panamá”, aseguró a El Nuevo Diario Carlos Rodríguez, oficial de prensa de ONU Derechos Humanos. 

Las funcionarias se reunirán en Managua y Masaya con autoridades del Estado, madres de personas asesinadas, en el contexto de la represión policial, organizaciones sociales, estudiantes, defensores y defensoras de derechos humanos, obispos de la Conferencia Episcopal y varios actores claves del diálogo nacional.

“Estado debe respetar la vida”

Marlene Alejo, representante regional para América Central de ONU Derechos Humanos, manifestó que el Estado tiene la obligación y responsabilidad de garantizar la vida y la seguridad de todas las personas y debe tomar acciones inmediatas y efectivas para detener todas las formas de violencia.

 Piden a la CIDH impulsar desarme de parapoliciales

“Condenamos el nivel de violencia e inseguridad que ha vivido el país desde inicios de abril. La muerte de un niño de 14 meses a consecuencia de un disparo, durante el fin de semana, se añade a una trágica lista, de al menos, 212 personas que han muerto de forma violenta en el marco de las protestas. Estos hechos son inaceptables y no pueden quedar impunes”, afirmó Alejo en una nota de prensa publicada en el sitio web de ONU Derechos Humanos. 

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia celebró la llegada de la ONU al país.

 Encapuchados balean a niños en parque

“Agradecemos a la OACNUDH por su compromiso con el respeto a las garantías mínimas de las y los nicaragüenses. Confiamos en que a través de este trabajo arduo y constante podremos salir de la crisis que enfrenta nuestro país”, expresaron en Twitter.