•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las autoridades de Costa Rica han recibido, en lo que va de este mes de junio, al menos 5,200 solicitudes de refugio, un aumento exponencial atribuido a la crisis sociopolítica que vive Nicaragua, indicaron fuentes oficiales.

El subdirector de Migración y Extranjería, Daguer Hernández, indicó que esta entidad recibía en promedio por mes entre 60 y 120 solicitudes de refugio.

Sin embargo, solo en este mes de junio Costa Rica ha recibido al menos 5,200 solicitudes de refugio, la mayoría de nicaragüenses, afirmó, sin precisar cuántos son.

Añadió que la lista de solicitantes de refugio la completan venezolanos, salvadoreños, hondureños y guatemaltecos.

Las autoridades costarricenses han identificado que solo alrededor del 20% de los solicitantes de refugio corresponde a personas en verdadera situación de persecución.

De los solicitantes, muchos son nicaragüenses que ya vivían en Costa Rica y que han intentado regularizar su situación migratoria por medio del refugio.

“El aumento sigue manteniéndose en una mayoría de personas que viven en Costa Rica, personas que desconocen sobre qué trata la condición de refugio y piensa que les puede dar un acceso a una regularización de su situación migratoria irregular”, explicó Hernández.

Estas declaraciones fueron dadas en el marco de la presentación de una iniciativa para brindar un acompañamiento legal a las personas que soliciten refugio con el objetivo de mejorar el acceso a la justicia de forma gratuita en Costa Rica.

Desconocimiento

Martha Cranshaw, coordinadora de la Red Nicas Migrantes, explicó que la categoría de refugiado es para la persona que haya sido víctima de violencia, persecución política o que haya estado en una situación de riesgo humanitario, como desastres por fenómenos naturales.

La solicitud de refugiado debe hacerse desde el territorio de Costa Rica y se debe demostrar con evidencias que un ciudadano merece recibir protección. “Por eso, la gente que no aplica a la categoría de refugiado no debe ir a perder el tiempo, porque los van a devolver. Lo recomendable sería aplicar a un permiso de trabajo”, sugirió Cranshaw.

Las evidencias que puede aportar una persona al solicitar refugio pueden ser fotos de sus heridas, denuncias interpuestas ante organismos de derechos humanos, noticias sobre la agresión que sufrió, etc.

Mientras, en Nicaragua continúan formándose largas filas en las sedes de Migración y Extranjería, para solicitar y retirar pasaportes.