•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares de ciudadanos asesinados, defensores de derechos humanos y estudiantes expusieron este miércoles, ante la misión del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la situación de violencia que prevalece en Nicaragua desde hace más de dos meses y le pidieron solicitar a las autoridades el cese de la represión.

Al finalizar la jornada de reuniones, Alicia Londoño, quien junto a Marlene Alejo y Juana Sotomayor integran la representación de la ONU, declaró que su misión está “muy preocupada” por la situación de derechos humanos en Nicaragua.

 Iglesia denuncia otro ataque en su contra

“Pedimos un cese a la violencia y la represión. Para nosotros es muy importante sumarnos a su voz de justicia y de cese a las violaciones de derechos humanos, poderles acompañar en esa búsqueda de una solución pacífica para Nicaragua”, expresó la integrante de la delegación de la ONU.

Según la funcionaria, esta es una visita que les permitirá ver cuáles son los pasos a seguir, para acompañar al país en la búsqueda de las soluciones pacíficas.

Los encuentros

La primera de las tres reuniones que tuvieron este miércoles las tres altas funcionarias de la ONU, fue con la Asociación Pro Derechos Humanos (ANPDH), la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y el Instituto de Liderazgo de Las Segovias.

José Luis Rodríguez, de la ANPDH, explicó que la reunión fue netamente informativa. “Ellos solo están oyendo a las distintas organizaciones (…). Estamos tratando de ver qué podemos trabajar en conjunto para (crear) medidas de seguridad para la población en Nicaragua ante la ola de violencia”, comentó Rodríguez, resaltando que la preocupación principal de las delegadas de la ONU es la seguridad ciudadana y el cese de la violencia.

 Piden apoyo del Ejército para excoronel detenido

“Es un clamor que esperamos que ellos lleven al Gobierno. Lo primero que se tiene que hablar aquí es el alto a la represión”, expresó Carla Sequeira, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

“Salimos satisfechas, en la medida en que pudimos presentar los diferentes aspectos de la problemática del país”, comentó Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, quien mencionó como parte de los problemas las detenciones arbitrarias, las ejecuciones extrajudiciales, la tortura y diversas formas de represión contra la ciudadanía.

“Nosotros percibimos de parte de ellos una preocupación muy grande por lo que ocurre en las cárceles, por lo que ocurre con los grupos paramilitares que se están formando en el país”, aseguró Núñez, añadiendo que las delegadas de la ONU solicitarán visitas a hospitales, cárceles y otras instancias donde “se ha concentrado” la represión.

Madres de víctimas

Las delegadas de la ONU también se reunieron con familiares de trece personas que fueron asesinadas en el contexto de las protestas antigubernamentales, aglutinadas en el Movimiento Madres de Abril.

Los puntos clave que tocaron en la reunión, según algunas madres, fueron las formas en que murieron sus hijos, el acceso a la salud que estas personas tuvieron y el acceso a la justicia que han tenido los familiares.

 EE. UU. exige a la Policía devolver vehículos donados

“Nos explicaron que ellos son los que van a llevar la voz de nosotros a las instancias internacionales, que van a hacer todo lo posible por ayudarnos, porque hay pruebas y está documentado que no son muertos inventados”, dijo tras la reunión Josefa Meza, madre de Jonathan Morazán Meza, un universitario asesinado cuando asistía a una manifestación pacífica.

Yader Parajón, hermano de Jimmy Parajón, asesinado en la Universidad Politécnica, expresó que también denunciaron las persecuciones que algunos familiares han sufrido tras la muerte de sus parientes. “Les dejamos en claro que estamos siendo revictimizados por parte del Gobierno, porque nos está dando persecución. Yo mismo no vivo en mi casa, estoy siendo perseguido por exigir justicia”, dijo el joven.

Alicia Londoño, de la Oficina del Alto Comisionado Derechos Humanos de la ONU, dijo que el pasado martes sostuvieron reuniones con autoridades nicaragüenses, como el canciller Denis Moncada; la presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Alba Luz Ramos; y con funcionarios del Ministerio Público, el  Ministerio de Gobernación y de la Procuraduría General de la República.

En tanto, los miembros de la Coalición Universitaria adelantaron que con el acompañamiento de la ONU crearán comités de promoción de los derechos humanos a nivel nacional, por lo que serían capacitados por personal técnico de la Naciones Unidas.