•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde que inició la crisis en Nicaragua, los paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense (CRN) atienden en promedio a 16 personas heridas cada día. Entre el 18 de abril y 25 de junio,  la institución contabilizó un total de 1,129 emergencias atendidas en el contexto de las protestas y los hechos violentos registrados en todo el país, reveló un informe de la institución.

De ese total, un 52% de heridos tuvo que ser trasladado hasta centros hospitalarios por su condición médica. En su mayoría, estas atenciones fueron brindadas a pobladores que participaban en las manifestaciones que presentaban heridas de armas de fuego, quemaduras por morteros y afectaciones por charneles; mientras que otros fueron tratados por crisis nerviosas, reflejan las estadísticas recopiladas por la organización.  

  El terror circula por barrios de Managua

“Hemos estado presentes con nuestra red de filiales a nivel nacional, un total de 32 filiales y 61 ambulancias. Nuestra labor es neutral e imparcial”, declaró ayer a El Nuevo Diario Lisset Guido, encargada de comunicaciones de la Cruz Roja.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) indicó en su informe final que 1,337 personas habían sido heridas en las protestas. En cambio, la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos había contabilizado hasta este lunes 1,500 personas que fueron atendidas en centros hospitalarios, de las cuales 46 tienen algún daño permanente.

 Aumentan los prisioneros en El Chipote

Sin embargo, la cifra pudiera ser mayor debido a que muchos de los heridos en las zonas más conflictivas, como en las universidades tomadas por manifestantes y en la ciudad de Masaya, son atendidos en puestos médicos improvisados por voluntarios.

Por zona

La mayoría de los heridos fueron atendidos por cruzrrojistas en las ciudades de Managua y Masaya, donde se reportaron más ataques de fuerzas policiales y parapoliciales. Solamente en Managua 408 lesionados fueron socorridos por los paramédicos, y en Masaya, la institución brindó 345 atenciones.

El día más “sangriento” fue el 20 de abril, cuando se reportaron ataques represivos en varios puntos del país y al menos 260 personas resultaron lesionadas. De estas, 150 fueron llevadas a hospitales, indica el informe.

 Bancos mantienen buena liquidez

Asimismo, de los más de 200 muertos contabilizados por organismos de derechos humanos entre el 18 de abril y 25 de junio, 35 fueron atendidos por los paramédicos de la CRN.