•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los obispos plantean llamar a una sesión plenaria del diálogo en Nicaragua para el próximo martes, ya con la presencia de la CIDH y ONU, y pese a que el mandatario, Daniel Ortega, no ha respondido a la solicitud sobre adelantar elecciones.

"No nos ha contestado, yo creo que pensará no contestar" el presidente Ortega a la propuesta de los obispos, dijo monseñor Abelardo Mata.

El religioso se refirió al tema al terminar una reunión entre la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y Marlene Londoño, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (ONU), quien está en este país.

Al salir del Seminario de Fátima, lugar donde se dio la reunión, Mata dijo que han explicado a Londoño sobre los eventos que han antecedido a la instalación de la mesa del Diálogo Nacional, el pasado 16 de mayo.

"Algunos obispos nos reunimos con el grupo de avanzada del Alto Comisionado que vinieron a oscultarnos qué camino podrían recorrer para apoyarnos mejor en este proceso de acompañamiento a la comisión de acompañamiento", afirmó Mata.

De acuerdo con el obispo de Estelí, la representante de la ONU afirmó querer colaborar en la detención de la violencia que vive Nicaragua.

"Ellos están preocupados por el alto índice de mortandad que se ha registrado", agregó Mata.

La CEN entregó a Ortega el pasado 7 de junio una hoja de ruta para solucionar la crisis en Nicaragua, que incluye adelantar elecciones, así como cambiar magistrados electorales y judiciales.

Ortega repsondió por escrito que está dispuesto a negociar dentro de la institucionalidad, sin referirse de forma directa al adelanto de elecciones.

Luego, la CEN volvió a pedir a Ortega que responda si está a favor de adelantar las elecciones, para así convocar a la plenaria del diálogo en Nicaragua, pero el mandatario no ha enviado su posición sobre el tema.

ONU a Masaya

La ONU, por otro lado, estará este viernes en Masaya, donde recibirá denuncias de lo ocurrido.

"Hay una destrucción de la vida que se está dando en Nicaragua", indicó Mata.

El religisioso sostuvo que "el mismo gobierno no queire reconocer que están conectados con grupos parapoliciales".

Masaya es el segundo departamento que registra más muertes durante la crisis en Nicaragua, con 35, de acuerdo con un informe de la Asociación Pro Derechos Humanos (ANPDH).

La ciudad de Masaya está atrincherada, tras varios ataques de policías y civiles armados.