•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Estados Unidos anunció hoy que revocó la visa de ingreso a su país a personas involucradas en violaciones a los derechos humanos en Nicaragua, o que han socavado la democracia.

Francisco Palmieri, encargado del Departamento de Estado de Estados Unidos para le Hemisferio Occidental, confirmó que impusieron nuevas restricciones a algunos nicaragüenses.

Senadores de EEUU proponen sanciones para responsables de violencia en Nicaragua

"Hoy el (secretario de Estados) Mike Pompeo impuso nuevas restricciones de visas para individuos responsables de cometer abusos a derechos humanos y/o socavar la democracia en Nicaragua", dijo Palmieri en su cuenta de Twitter.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/END

La embajadora de Estados Unidos en Nicaragua, Laura Dogu, también se hizo eco del anuncio.

Palmieri explicó que Estados Unidos sigue abogando por el cese inmediato a la violencia y reiteró el apoyo a las negociaciones para poner fin a la violencia en la crisis de Nicaragua.

"Mientras el gobierno nicaragüense siga usando la violencia para repimir las protestas pacíficas, seguiremos revocando visas a los responsables", mantuvo Palmieri.

El gobierno de Estados Unidos, que anuncia la revocación de visas a nicaragüenses por segunda vez este mes, no precisó los nombres ni la cantidad de afectados.

Daniel Ortega, presidente de Nicaragua. AFP/END

Este anuncio se conoce un día después de que Estados Unidos exigiera a la Policía de Nicaragua devolver o pagar por los vehículos que les habían donado, pero que han sido usados para reprimir a los protestantes.

El gobierno de Nicaragua no se ha pronunciado sobre esta revocación de visas que anunció Estados Unidos. Tampoco lo hizo la primera vez.

Nicaragua vive una crisis que deja al menos a 285 personas muertas de forma violenta, según un informe de la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH).

Organismos locales e internacionales defensores de los derechos humanos han acusado al Estado de Nicaragua de reprimir las manifestaciones de forma violenta.

Entre las víctimas mortales hay al menos 21 menores de edad. También hay personas que han denunciado detenciones ilegales y torturas, como un joven que hoy sostuvo que fue retenido durante dos meses y luego dejado tirado cerca de la Laguna de Tiscapa, en Managua.

En Nicaragua se encuentran misiones de la CIDH y ONU, corroborando las denuncias sobre violaciones a los derechos humanos por parte del Estado y también para ayudar en un diálogo nacional, que podría celebrar una sesión plenaria la próxima semana.