•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La comunidad LGBTIQ y personas autoconvocadas marcharon, en Managua, en demanda de democracia y justicia. La comunidad de diversidad sexual nicaragüense que suele conmemorar el  orgullo Gay con fiestas, en esta ocasión bajó el tono y a la par de la bandera de la diversidad ondeó la azul y blanco, símbolo de las protestas contra el Gobierno, iniciadas hace dos meses.

“No estamos celebrando nada, estamos exigiendo justicia y democracia. La gente viene alegre, porque nuestro grupo social es alegre, pero estamos con el corazón partido, estamos con la lucha a flor de piel, no es posible que hayan matado a casi 300 hermanas y hermanos en Nicaragua”, dijo a Acan-efe Marvin Mayorga, coordinador de la Iniciativa por la Diversidad Sexual en Nicaragua.

Bismark Moraga, activista LGBTIQ, calificó de exitosa y cívica la movilización; pero recordó que en un país tampoco se puede hablar de democracia cuando un grupo de la sociedad es menospreciada.

“No necesariamente nos estamos mezclando con la lucha cívica que hay ahora, porque hace muchos años nos movilizamos por los derechos (de la comunidad LGBTIQ). Hoy lo hacemos por el derecho a la libertad y a la vida”, dijo otro manifestante.

La marcha partió a eso de las 10:00 a.m. desde Camino de Oriente hasta la rotonda Jean Paul Genie y contó con la presencia de algunos miembros de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Víctor Cuadras, líder universitario que participa en el diálogo nacional,  recordó que la próxima movilización es la Marcha de las Flores, el sábado, y se mostró confiado en que  los organismos internacionales que se encuentran en el país van a monitorear el desarrollo de la misma.  No obstante, recordó que no son estos los que deben dar la garantía de seguridad en las movilizaciones.