•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Cardenal Leopoldo José Brenes, Arzobispo Metropolitano de Managua, calificó la crisis sociopolítica en Nicaragua como una situación “más dura que la guerra”, durante una entrevista brindada en Roma, previo a su encuentro con el Papa.

El jerarca católico destacó que los nicaragüenses han sentido la cercanía del papa Francisco en los últimos dos meses, cuando iniciaron las protestas en contra del Gobierno, que han cobrado la vida de unas 285 personas, según organizaciones locales de derechos humanos.

 Asamblea Nacional aprueba decreto para permitir ingreso de tropas militares extranjeras

“El pueblo católico de manera especial, pero yo diría que aún más aquellos hombres y mujeres de buena voluntad, como él los llama, que no profesan la fe católica, han escuchado la voz del Papa y han sentido que el Papa está muy cerca de nosotros, los nicaragüenses, en este momento de sufrimiento”, dijo Brenes a la agencia de noticias Rome Reports, con base en la capital de Italia.

Brenes declaró que lo que está ocurriendo en Nicaragua es “mucho más duro que una guerra”, porque a diferencia de los conflictos armados que ha atravesado el país en el pasado, los asesinatos que ocurren actualmente han sido “contra personas que iban caminando por la calle sin ningún arma o (contra) alguien detrás de una barricada, quizá con un mortero”. Es una situación que para Brenes “perjudica a toda la nación”.

Cita con el Papa

El arzobispo de Managua se encuentra en Roma desde el pasado martes, acompañado por Monseñor Rolando José Álvarez, Obispo de la Diócesis de Matagalpa, para participar de diversos oficios religiosos y para reunirse este sábado con el Papa Francisco.

 ONU a los nicaragüenses: estamos con ustedes porque es nuestra obligación

En la reunión, que tendrá carácter de audiencia ordinaria, los obispos le informarán al máximo jerarca de la Iglesia católica la situación que atraviesa Nicaragua desde hace dos meses y el papel que han desempeñado los obispos nicaragüenses como Mediadores y Testigos del Diálogo Nacional, según la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

Los obispos participaron este viernes de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo en el Vaticano, una eucaristía que es presidida por el Papa Francisco; y el jueves fueron parte del Consistorio ordinario público convocado por el Santo Padre, en que se ordenaron 14 nuevos cardenales de 11 países.