•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos funcionarios de la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU denunciaron ayer que las violaciones de derechos humanos que han ocurrido en Nicaragua en el marco de las protestas contra el Gobierno son “gravísimas” e “inaceptables”. 

La Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los Derechos Humanos, Kate Gilmore, y el Jefe de la rama para América, Europa y Asia central de la ONU, José María Aranaz, realizaron sus intervenciones durante la presentación del informe final de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en un evento paralelo al Consejo de Derechos Humanos de la ONU realizado en Ginebra, Suiza. 

 Padre de niño herido pide protección

“Todas y cada una de las personas en Nicaragua, y más allá de la región, tienen derecho a que se respeten sus derechos. Y cuando hay evidencia de que esos derechos están siendo violados, debemos hablar claro, ese es el papel de este Consejo de Derechos Humanos”, aseguró Gilmore, quien destacó que gracias a la colaboración que existe entre su oficina y la CIDH, la ONU tiene “buenas razones” para creer que “las cosas están lejos de estar bien para la gente de Nicaragua”.

Gilmore explicó durante su intervención que en Nicaragua la represión es “grave” puesto que “la gente está perdiendo la vida, las voces de las personas están siendo suprimidas, y no se respeta la oportunidad de la población de tener revisiones judiciales independientes sobre el uso de la fuerza por parte de autoridades militares y policiales”.

Además, subrayó el derecho de la población nicaragüense a tener “una revisión justa e imparcial, cuando la evidencia sugiere que el gobierno no está respetando sus derechos”.

 Encapuchados invaden terrenos y secuestran

Aranaz, por su parte, expresó que las conclusiones del informe de la CIDH, en el que se da cuenta de más de 212 muertes y 1,400 heridos producto de la represión estatal hacia manifestantes, “no pueden pasarse por alto y  resaltan unas violaciones de derechos humanos gravísimas que ameritan un seguimiento atento por parte de la comunidad internacional”, señaló el funcionario de la ONU. 

Misión de la ONU 

Aranaz informó que la ONU desplegó ayer otro equipo en Nicaragua, el cual dará continuidad al trabajo realizado por las funcionarias que llegaron el pasado martes al país. 

Explicó este nuevo equipo trabajará durante la próxima semana en Nicaragua, y luego vendrá otra misión “de mediano plazo” que permanecerá por tres meses para dar seguimiento tanto a las investigaciones como al proceso de diálogo.

 Interceden por más de 200 furgones varados en Carazo

“Nuestra labor en estos momentos es definir cómo podemos contribuir a un proceso que ayude a los dos desafíos fundamentales a los que se enfrenta la sociedad nicaragüense: primero, la verdad y la justicia para con las víctimas, para con los familiares, y segundo, contribuir a un proceso de diálogo que solo será creíble si viene acompañado de la fase anterior de justicia y verdad”, destacó Aranaz.  

Paulo Abrāo, secretario ejecutivo de la CIDH, reveló ayer que llegará a Nicaragua el domingo junto con la relatora de la CIDH para Nicaragua, Antonia Urrejola, con el objetivo de instalar el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) a partir del 3 de julio.