•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un nuevo ataque contra los jóvenes que protestan contra el Gobierno desde las trincheras de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) dejó a un joven es estado crítico por un balazo en la cabeza.

Isaías Portocarrero fue herido en las inmediaciones de la rotonda Universitaria, a siete cuadras de la parada de buses de la universidad. Sus compañeros se aprestaron a auxiliarlo, aunque el impacto fue mortal: entró por un costado de la cabeza con herida de salida en el lado opuesto.

 Matan a diriambino con un balazo en la cabeza

“La médica que lo atendió trató de limpiarlo, ponerle gaza y aplicarle adrenalina para estabilizarlo mientras se trasladaba al hospital”, comentó una de las jóvenes.

La joven agregó que al herido sólo lo conocía por el seudónimo de El Gato.

“Nosotros estábamos desayunando, eran como las 10 de la mañana y de repente aparecieron sujetos accionando sus armas a una cuadra al norte de la rotonda (la vía hacia el antiguo Olofito). Eran camionetas policiales y agentes de celeste manga corta, armados con AK-47 que nos dispararon. Nosotros nos agachamos pero él fue alcanzado por la bala”, narró otro de los jóvenes protestantes con el rostro tapado.

 “Me pusieron una pistola en la boca y me dijeron que hablara”

El joven agregó que en los últimos días los ataques se registraron por las noches y ayer los tomaron por sorpresa.

Pablo Cuevas, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) condenó el empleo de armas de guerra contra los jóvenes que solo cuentan con morteros para defenderse.

“Nos comunicamos con el hospital y los pronósticos en el caso del muchacho son realmente críticos. Llegó con un disparo en la cabeza”, expresó Cuevas.

Igual que Cuevas, representantes del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) hablaron con el neurocirujano que atendió a Portocarrero y dijo que su condición era crítica.