•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua, y Paulo Abrão, secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  respectivamente, llegaron este domingo a Managua para la instalación del Grupo Internacional de Expertos Independientes (GIEI) que investigará las muertes, detenciones, torturas y hechos de violencia registrados desde el 19 de abril.

Urrejola dijo que la agenda de trabajo de esta misión iniciaría este lunes con una reunión interna, que incluirá a los miembros del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), quienes llevan una semana en el país monitoreando las violaciones a derechos humanos.

“El martes haremos una conferencia de prensa para anunciar al Grupo Internacional de Expertos Independientes, además, debemos conversar con el grupo del Meseni que ha estado acá desde hace una semana”, señaló.

La comisionada Urrejola confirmó que la noche del domingo llegaría el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrão. Otra parte de la delegación terminaría de llegar este lunes.

Urrejola sostiene hoy, lunes, una reunión interna en el que estará presente el MESENI y, el martes ofrecerá una conferencia de prensa para anunciar al Grupo Internacional de Expertos Independientes. Archivo\END

La preocupación de la CIDH por la violencia se mantiene y “por eso estamos acá”, dijo Urrejola.

Expertos independientes

El GIEI lo integran cuatro expertos independientes con trayectoria en investigación de violaciones a derechos humanos y reparaciones a las víctimas.

En una entrevista con El Nuevo Diario, la comisionada Urrejola explicó que este grupo tiene dos objetivos: coadyuvar en las investigaciones de los hechos de violencia y apoyar el desarrollo de un Plan de Atención a las Víctimas.

“Será un equipo de expertos multidisciplinarios que será apoyado por un equipo técnico. En su mandato podrá proponer líneas de investigación y deberá tener acceso total y absoluto a toda la información necesaria. Además, deberá proponer un plan integral de reparaciones a las víctimas y sus familiares, de conformidad con los estándares internacionales”, explicó.

El GIEI, según la alta funcionaria de la CIDH, asegurará que las investigaciones avancen de manera eficaz, imparcial y conforme a los estándares en esta materia para lograr en el tiempo adecuado confirmar a los responsables de los hechos de violencia y sancionarlos.

Al GIEI no le corresponde iniciar acciones ante los organismos internacionales, sino coadyuvar para que la determinación y sanción a los responsables sea realizada por la institucionalidad interna del país.

“Si en el ejercicio de sus funciones, el GIEI no tiene acceso a la información correspondiente o evalúa que no se están realizando investigaciones imparciales e independientes, pues así deberá informarnos a la CIDH y registrar en su informe final para que, con todos los antecedentes, evaluemos en su momento qué medidas adoptar”, explicó Urrejola.

Antonia Urrejola, relatora para Nicaragua. Archivo\END

El Gobierno de Nicaragua accedió a invitar nuevamente a la CIDH, luego de las presiones en la mesa del diálogo nacional ejercidas por la Conferencia Episcopal y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

En el informe final de su primera visita realizada en mayo, la CIDH concluyó que el Estado de Nicaragua “violó los derechos a la vida, integridad personal, salud, libertad personal, reunión, libertad de expresión y acceso a la justicia”.